Miguel Rodríguez ofrece pagar la mejor unidad oncológica para el nuevo hospital

  • El SAS debe aceptar aún la oferta de mecenazgo del empresario relojero linense

  • La consejería y el Ayuntamiento, pendientes de cerrar detalles urbanísticos del edificio

El nuevo hospital de La Línea. El nuevo hospital de La Línea.

El nuevo hospital de La Línea. / jorge del águila

Comentarios 1

El empresario linense Miguel Rodríguez, propietario del grupo relojero Lotus Festina, se ha ofrecido a comprar equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer de última tecnología para el nuevo hospital de La Línea. Rodríguez se lo propuso a la consejera de Salud, Marina Álvarez, tras la gala en la que la Junta de Andalucía le otorgó el pasado 28-F la Medalla de Andalucía por su trayectoria profesional.

"Me consta que los enfermos de cáncer tienen que desplazarse a hospitales de Sevilla o Málaga porque en el Campo de Gibraltar no tenemos los medios necesarios para este tipo de tratamientos", indicó el empresario ayer a Europa Sur.

Técnicos de las dos administraciones se reunirán el martes para seguir avanzando

Con esta ayuda, del también Hijo Predilecto de La Línea, la población a la que da servicio el centro hospitalario linense contaría con la máxima tecnología para que los enfermos puedan tratarse con las máximas garantías.

El empresario no aclaró si la consejera aceptó el ofrecimiento, pero lamentó que Álvarez le dijera que aún había que solucionar varios problemas con el Ayuntamiento de La Línea para conseguir la apertura total del nuevo centro. Al respecto, Rodríguez reprochó a Juan Franco no haber tomado "decisiones políticas", en contraposición de los informes técnicos que aún que hay que solventar. "Si son los técnicos los que deciden si se abre el hospital, nos tendremos que plantear si tenemos que elegir a los políticos o a los técnicos. Le he planteado al alcalde que son los políticos los que tienen que tomar las decisiones a pesar de que tengan informes desfavorables. Los técnicos no pueden condicionar la apertura del nuevo hospital. Está hecho y ya hay que abrirlo", se mostró un tajante Franco.

Cuestionado por esos problemas, el regidor explicó ayer que se trata de algunas cuestiones que contempla el convenio que firmó en 2005 el por entonces alcalde, Juan Carlos Juárez, con la Junta de Andalucía, para llevar a cabo la construcción del hospital, y también problemas con la urbanización de la calle Vía Parque. Para solventar estos escollos, el regidor tratará el asunto hoy con el delegado territorial de Salud, Manuel Herrera. Además, técnicos del Ayuntamiento se reunirán el martes con sus homólogos en la Junta de Andalucía con la intención de agilizar los trámites burocráticos.

Rodríguez se refirió a las condiciones de ese convenio y exigió que se cumpla. "En función de ese convenio se ha construido un hospital que ha costado 70 millones de euros y no puede estar cerrado porque no se cumplen los informes técnicos", afirmó.

De culminar su oferta de mecenazgo, Rodríguez seguiría así el mismo ejemplo que otro empresario, Amancio Ortega, cuya fundación donó el año pasado 320 millones de euros para que hospitales públicos de toda España pudieran comprar más de 290 equipos de última generación para el diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer.

La donación del instrumental se realizó mediante protocolos específicos con los diferentes Gobiernos autonómicos para dar cabida a los procedimientos administrativos públicos necesarios para la adquisición de los equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios