Medio Ambiente explica cómo se va a efectuar el deslinde de La Peña

  • El trámite finalizará no antes de dos años con la resolución de los expedientes. Este espacio cuenta con unos 200 enclaves, de los que 90 no están reconocidos

La delegada provincial de Medio Ambiente, Gemma Araujo, se desplazó ayer hasta Tarifa para explicar a los vecinos detalles sobre el deslinde del monte La Peña, donde hace unas semanas ardieron 480 hectáreas de terreno.

Más de medio centenar de vecinos y propietarios participaron en este encuentro que tuvo lugar en el salón de actos de la Casa de la Cultura. Allí se anunció que una vez iniciado los procesos de deslinde de Longanilla, Ahumada y Betis, llega el turno al enclave de La Peña, que cuenta con al menos 200 enclaves, 90 de ellos no reconocidos.

El trámite ahora iniciado finalizará no antes de dos años con la resolución final de expedientes. Primero se abrirá un periodo de recogida de documentación. Durante este plazo, de al menos un mes y medio, se podrá facilitar la documentación pertinente que permita dar por reconocido el enclave.

En cualquier caso se habla exclusivamente de terreno, nunca de edificaciones. Para facilitar este trámite la Consejería de Medio Ambiente desplazará durante los martes y jueves (de 10:00 a 14:00 horas) a un técnico hasta el Consistorio para facilitar la tramitación. El proceso continuará con una delimitación provisionalmente y finalmente con el replanteo definitivo de las propiedades públicas o privadas.

Araujo reconoció la complejidad del proceso por la singularidad de la zona, que tiene numerosos enclaves no reconocidos. Recordó que se trata de un procedimiento solicitado por los propios vecinos y que favorecerá tanto a ellos como a la administración pública. "Nuestra intención es facilitar la regularización del máximo de enclaves posibles y que se puedan permitir. En cualquier caso no se va a permitir ilegalidades en monte público".

La antigüedad del deslinde actual, iniciado en el año 1905 y finalizado sobre el 1915, unido a un más que importante impulso urbanístico de la zona, obliga a marcar los límites del monte La Peña, situado entre el Parque Natural de Los Alcornocales y del Estrecho, que es gestionado a través de convenio entre la administración local y la Consejería de Medio Ambiente.

Muchas fueron las personas que acudieron a la reunión informativa preocupadas por la situación y el futuro de sus fincas. Algunas de ellas llevan años de ocupación irregular y sus propietarios o inquilinos anhelan su regularización para poder disfrutar de los beneficios que les reportaría su propiedad definitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios