La Mancomunidad aprueba actualizar las tasas del agua y recogida de basura

  • El PSOE defiende que los dos impuestos que se incrementan más que el IPC, depuración y tratamiento de residuos, son progresivos en función del consumo · PP y PA dicen que el dinero será para pagar sueldos

Los precios del agua y la basura generan un acalorado debate en el pleno de la Mancomunidad. Gobierno y oposición mantuvieron posiciones diametralmente opuestas en la sesión plenaria celebrada ayer y que, con carácter extraordinario, aprobó una actualización al alza de las cinco tasas que regulan ambos servicios.

La concejal socialista Juana Garrido defendió que tres de las cinco tasas crecerán en 2008 lo mismo que el IPC (un 2,8 por ciento). Se trata de la prestación del agua en alta (distribución); el tratamiento de residuos urbanos para las poblaciones y el agua a domicilio. En este último caso, el incremento medio será de dos euros por trimestre para una familia con un consumo normalizado. Sin embargo, este impuesto pasa a dividirse en varios tramos que penaliza los mayores consumos -en ese caso, sí crecerá por encima del IPC-, reduce el precio a quienes menos agua gasten y se incrementa un 30 por ciento para las grandes industrias. Aún así, las industrias pagarán menos de media que en el resto de España por el agua (a 0,04 euros el hectómetro cúbico).

En el apartado de incrementos, subirá la depuración una media de 10 euros por trimestre para cubrir la mayor infraestructura de tratamiento y se crea una nueva tasa para la recogida y tratamiento de residuos a domicilio. Cuestión que hasta ahora sólo pagaban los ayuntamientos con pequeñas cargas impositivas para los ciudadanos que no llegaban a cubrir los costes. "En cualquier caso, los incrementos son progresistas y encauzados a crear conciencia ambiental", expuso Garrido. Esto es, quien más agua consuma y más basura genere, más paga.

Los andalucistas, a través de José Antonio Castilla, tacharon de mala la gestión de los servicios y la consecuente subida de precios "para cubrir el agujero que se ha creado con los cargos políticos y el déficit generado por la transferencia del servicio de agua y basuras desde Los Barrios". Castilla destacó que el precio del agua a domicilio se incrementa, de media, un 28 por ciento y que las industrias verán crecer sus costes de agua un 30 por ciento.

El PP basó su defensa en contra en la necesidad de contar antes con las liquidaciones presupuestarias de 2006 y el estado de cuentas de 2007 para poder cuantificar de manera exacta el importe de las subidas que requiere la entidad para equilibrar ingresos y coste. El portavoz del PP, Gabriel Gonzálvez, destacó que la revisión de precios llegó al pleno sin haberse celebrado previamente la preceptiva comisión informativa de Hacienda, por no estar aún constituida. "La subida se ha acordado en el consejo de administración de Indecgisa, que ha sustituido el papel de un órgano político", criticó el edil popular.

Gonzálvez apuntó a que la modificación provocará desviaciones en el precio y un incremento desmesurado en el coste para las industrias. "Nos están diciendo que existe un déficit que se va a cubrir incluso con operaciones de crédito. Ésta es la política socialista, la de subir el precio para pagar los sueldos que se han puesto", se quejó Gonzálvez, quien también criticó la diferencia de precios entre municipios.

Finalmente, la revisión de las cinco tasas salió adelante con los votos de los partidos que forman el equipo de gobierno (PSOE y USR, ya que IU no asistió). PP y PA optaron por la oposición al incremento de precios del agua domiciliaria; saneamiento; tratamiento de basuras y su recogida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios