Magrebíes toman el puerto

  • Las navieras activan la intercambiabilidad total de los billetes · Los viajeros se acumulan en las instalaciones portuarias por el temporal y organizan revueltas de protesta porque quieren embarcar

Comentarios 35

Unos 2.500 viajeros, la mayoría de origen marroquí, se acumulaban ayer en el Puerto de la Bahía de Algeciras con el propósito de cruzar hacia África. El fuerte viento de levante que ayer azotaba la zona impidió la salida de los barcos rápidos hacia Ceuta, aunque sí era posible la salida hacia Tánger. El tráfico marítimo entre Tarifa y Tánger también estaba suspendido.

El cansancio y las horas de espera -muchos vienen desde distintos puntos de España- pudo con estos viajeros que ayer protagonizaron varios momentos de tensión en los alrededores de la estación marítima del puerto algecireño. Así alrededor de las 13.30 horas un numeroso grupo de marroquíes decidió de forma espontánea cortar, como medida de protesta, la circulación en la rotonda del acceso principal al puerto, donde confluyen los vehículos que entran por el acceso sur y aquellos que lo hacen por el norte y que llegó a afectar a los accesos a la ciudad, por lo que fue necesario que efectivos de la Policía Local, junto a agentes de la Policía Nacional, regulasen el tráfico en distintos puntos de la localidad. La situación fue de tal magnitud que, en el caso del acceso sur, se desvió el tráfico hacia otras direcciones creando una situación de colapso a la salida de la barriada de San García.

El corte frente a la estación marítima se prolongó durante algo más de una hora aunque los puntos en los que se situaron los participantes en la protesta fueron variando por lo que se permitió que poco a poco el tráfico fuera fluyendo. A esto contribuyeron las fuerzas de seguridad, tanto Policia Portuaria como Guardia Civil, que mediante el diálogo trataban de hacerles ver que esta medida no les iba a llevar a una solución, ya que un temporal es un problema de fuerza mayor.

Los marroquíes llegaron incluso a protagonizar sentadas en medio de la calzada para impedir el paso de vehículos. Mientras la Policía Portuaria pedía la colaboración de los usuarios para garantizar la fluidez de los vehículos que sí podían ir embarcando.

A los que no sentó nada bien la protesta fue al elevado número de ciudadanos que quedaron atascados en el interior del recinto portuario. La gran mayoría eran trabajadores que o bien se dirigían hacia sus casas a almorzar o a sus puestos de trabajo. Entre ruidos de bocinas de coches y gritos de protesta, todos coincidían al señalar que se trataba de una situación injusta porque consideraban que ellos no debían verse perjudicados por el hecho de que los barcos no saliesen debido al fuerte viento. A pesar de las numerosas discusiones que se produjeron entre condutores y viajeros, no fue necesaria la intervención de los efectivos del Grupo Rural de Seguridad (GRS) -los antidisturbios- de la Guardia Civil que se habían desplazado a la zona.

La noticia de que un barco podría estar preparando su salida hizo que los viajeros concentrados en la zona de la rotonda abandonasen su posición para dirigirse corriendo hacia sus vehículos.

Esto ayudó a descongestionar las vías del acceso al puerto, pero no fue la solución al problema. Ahora el atasco se trasladó a la zona de embarque de la estación marítima donde todos los viajeros querían subir al barco. Subidos en sus coches los marroquíes trataban por todos los medios de acceder a esa zona, para ello no dudaron en retirar las vallas de hormigón que la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) utiliza para señalizar las zonas dispuestas para el tráfico. Varios grupos de hombres se encargaban de retirarlas mientras los conductores iban abriéndose paso. También tiraron cubos de basura y retiraron los obstáculos que les impedían el paso.

En estos momentos se produjeron numerosas discusiones entre los propios marroquíes que trataban de acercarse lo más posible a la zona de embarque. La situación era tal que los efectivos de la Policía Portuaria se vieron desbordados, ya que además los agentes de la Guardia Civil ya se habían retirado.

Finalmente, en torno a las 17.00 horas partió hacia Ceuta el ferry extraordinario de Acciona Las Palmas de Gran Canarias que, con capacidad para unos setecientos pasajeros, contribuyó a descongestionar el Puerto de Algeciras. Por su parte, las salidas regulares hacia la ciudad autónoma continuaban suspendidas durante la tarde de ayer. Para aliviar lo máximo posible la situación de colapso las navieras activaron la intercambiabilidad total de billetes, esto significa que los vehículos con billete para Ceuta pueden también embarcar en los ferrys que tienen como destino el Puerto de Tánger. Se trata de una medida inédita y complicada, ya que los precios son diferentes y hay navieras que están navegando en Tánger y no operan en Ceuta.

Para garantizar la conexión con Ceuta, Acciona tenía previsto realizar enlaces durante toda la noche para trasladar a los pasajeros acumulados en ambos puertos. En la línea con Tánger, el ferry Al Mansour salió a las 18.15 horas. También el Banasa y el Le Rif realizaron otra salida. Por la mañana sólo tres ferrys pudieron realizar sus salidas hacia Tánger: el Banassa (07.00 horas), Le Rif (10. 20 horas) y Atlas (11.40 horas). Fuentes portuarias informaron que a última hora de ayer las navieras habían evacuado a 5.000 personas y 1.300 vehículos. Mientras seguían llegando al puerto una media de 150 vehículos a la hora. Alrededor de las 20.00 horas volvieron a producirse algunos atascos en la avenida Virgen del Carmen, junto a la entrada al puerto, aunque de menor intensidad que a primeras horas de la tarde.

Mañana viernes se celebra la Fiesta del Cordero por lo que son muchos los musulmanes que se desplazan hasta Marruecos para celebrar esta tradicional festividad que es para ellos como la Navidad para los cristianos. En previsión de esta masiva llegada de viajeros, la APBA activó el pasado viernes 14 un dispositivo similar al de la Operación Paso del Estrecho (OPE). En el Llano Amarillo ayer estaban repletas las parcelas habilitadas para el descanso y la espera de los pasajeros.

Según el Instituto Nacional de Meteorología, el viento de levante soplaba ayer con fuerza 8 en las aguas costeras de Tarifa, donde había mar gruesa, y la previsión es que hoy baje a 6-7. En las aguas costeras de Algeciras y Ceuta, el viento soplaba con fuerza 7. Para hoy se esperan lluvias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios