Magdalena Álvarez visita la construcción de una planta de regasificación de gas licuado en San Roque

  • Según Fomento, la inversión realizada en este proyecto supera los 1.000 millones de euros, habiendo mantenido un empleo medio de más de 500 personas.

Comentarios 3

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, visitó hoy las instalaciones que el Puerto Bahía de Algeciras tiene en Campamento, San Roque, donde se realiza desde el año 2005 la construcción de una Terminal LNG (Gas Natural Licuado) que se instalará en el Adriático (proyecto ALT), convirtiéndose en la primera terminal de hormigón LNG del mundo situada en mar abierto.

Según indicó el Ministerio en un comunicado, el proyecto, en fase de finalización, ha consistido en la construcción de una gran plataforma de hormigón de 180 metros de largo por 88 metros de ancho y 47 metros de altura, en cuyo interior se ubican dos tanques modulares de LNG con un volumen neto de 125.000 metros cúbicos cada uno. Así, sobre dicha plataforma de hormigón se han instalado los equipos de regasificación e instalaciones auxiliares.

Una vez se hayan finalizado los trabajos en Campamento, a finales de julio del presente año, la terminal será remolcada por mar hasta su localización definitiva en el Mar Adriático, a 17 kilómetros frente a la costa italiana donde, terminada su instalación, recibirá el LNG desde buques procedentes de Qatar, regasificará el producto y lo suministrará, a través de un gasoducto, a la red italiana de distribución de gas, pudiendo regasificar aproximadamente ocho millones de m3 de LNG al año. 

Los socios principales del proyecto son ExxonMobil, quien ha llevado a cabo los trabajos de coordinación técnica del proyecto, la empresa petrolífera y gasista qatarí Ras Laffan Liquefied Natural Gas Company y la compañía energética italiana Edison Gas.

El contratista principal del proyecto es la compañía noruega Aker Kvaerner Contracting A.S., habiendo sido Necso, perteneciente al grupo Acciona, la responsable de la construcción de la plataforma de hormigón. La mayor parte de los equipos de regasificación e instalaciones auxiliares se han fabricado y montado en Puerto Real (Cádiz), en las instalaciones de Dragados Offshore, empresa perteneciente al grupo ACS.

Según indicó el Ministerio, la inversión realizada en este proyecto supera los 1.000 millones de euros, habiendo mantenido un empleo medio de más de 500 personas, alcanzándose puntas diarias de más de 2.100 trabajadores entre las bahías de Cádiz y de Algeciras. 

Asimismo, señaló que al "importante impacto laboral y económico" que el proyecto ha generado en la provincia de Cádiz, hay que sumar el "novedoso modelo organizativo y constructivo" en materia de prevención de riesgos laborales que todas las compañías implicadas en la obra han tenido que adoptar y que les ha llevado a alcanzar un récord de más de ocho millones de horas trabajadas sin que se haya producido un accidente laboral grave.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios