feria de los barrios 2018 | ecuador de los festejos

Lleno hasta la bandera

  • Los almuerzos de grupos de amigos y compañeros activan el recinto ferial barreño desde el mediodía

  • El buen ambiente se contagia a todas las casetas y la zona de atracciones

Cientos de personas pensaron ayer que no había mejor plan posible que bailar, reír y compartir un rato con los amigos en una agradable tarde de primavera. Y no se equivocaron, porque Los Barrios vivió una jornada de sábado memorable en el ecuador de sus fiestas patronales en la que el recinto ferial estuvo a rebosar desde primera hora.

Las casetas registraron una importante actividad nada más abrir. Las familias y grupos de amigos parecieron haberse puesto de acuerdo para reunirse y almorzar en la Feria o en los bares de las calles cercanas, dado que a las dos de la tarde resultaba complicado encontrar una mesa libre si el grupo era relativamente numeroso. De hecho, los más previsores incluso habían reservado para garantizarse una reunión agradable en torno al rebujito, el jamón y la buena cocina.

En las cocinas de las casetas tradicionales, la actividad era frenética a las tres de la tarde con variedad para todos los gustos. Mariscos de primera, carnes guisadas o a la parrilla y las socorridas tortillas de patata para compartir llenaron el estómago de los enferiados en previsión del desgaste calórico que aventuraba la sobremesa.

Y así fue. Una vez pasada la hora de la comida, la mayoría de las casetas tuvo que retirar bastantes mesas (las ordenanzas locales obligan a mantener un porcentaje instalado) para dar cobijo a los grupos de amigos dispuestos a compartir brindis, bailes y el buen ambiente que impregnó cada una de las casetas. No resultaba difícil encontrarse a gusto ante la amplia oferta de estilos: desde las casetas discoteca para los más animados a las de ambiente netamente familiar pasando por las de las peñas de amigos abiertas a todos los visitantes que, sin descuidar la música ni la barra, permiten disfrutar de una feria un tanto más relajada (lo que agradecen, entre otros, los pies).

La zona de encuentro juvenil, al fondo del recinto ferial, registró un constante trasiego de jóvenes que, entre selfie y selfie, buscaban con el botellón ahorrarse unos euros antes de adentrarse en la vorágine musical de la que les separaban apenas unos metros. Las atracciones tampoco pararon, ni las ganas de los niños por repetir viajes a pesar de que los padres les pedían aguardar hasta el lunes, la jornada de precio reducido.

La actividad se prolongó hasta el cierre de las casetas e incluso más allá, con una rueda de churros y chocolate para volver a casa con el estómago lleno.

Para hoy domingo, el ambiente está garantizado desde el mediodía, para lo que las casetas han previsto actuaciones musicales con grupos como Malahora (3,14 a las 17:30) o Potajito Flamenco en la caseta La Alcaría. El grupo Erre que Erre será el encargado de animar la sobremesa en Los 15V, según el programa oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios