La Justicia condena a cinco exconsejeros de Agrival a hacerse cargo de su deuda

  • El fallo pide al exalcalde Juan Montedeoca que cubra el 25% del déficit concursal y al exedil Javier Grimaldi, un 20%

  • Los tribunales eximen al Ayuntamiento como responsable subsidiario

Comentarios 1

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Cádiz ha condenado a cinco exconsejeros de la empresa pública Agrival de Cádiz a hacerse cargo con su patrimonio de las deudas que arrastra la compañía, declarada en concurso de acreedores desde febrero de 2013. Agrival está participada a medias por las empresas municipales del Ayuntamiento de Los Barrios GAMA e Iniciativas Los Barrios, también en quiebra desde junio de 2011.

El juzgado estima culpables de la deriva económica de la sociedad a los exconsejeros Juan Montedeoca (alcalde de la Villa por el PSOE entre 2010 y 2011), Javier Grimaldi y Alfonso Pecino (ediles del PSOE en el mandato 2007-2011). Además de estos tres antiguos cargos públicos del Consistorio barreño, el consejo de administración existente en los dos años previos a la declaración formal de la quiebra -el periodo máximo para pedir responsabilidades retroactivas- estaba completado por Juan Miguel Camacho y Modesto Béjar, también condenados, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Sur.

9,1Millones de euros. Deuda de Agrival calculada antes de la venta de los bienes y liquidación societaria.

El juez impone a los cinco una cuota porcentual para asumir en conjunto hasta el 75% de las deudas de la compañía. El informe preliminar del administrador concursal cifró en 2014 los débitos de Agrival en 9,1 millones de euros -aunque sin confrontar esta cifra con el patrimonio de la empresa- generados porque la compañía accedía a créditos que sistemáticamente eran trasvasados al Ayuntamiento para financiar sus actividades, tal y como queda ahora ratificado con el fallo de los tribunales. Esta sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

El fallo exime al Consistorio a la hora de asumir el agujero económico. El administrador concursal de Agrival (la figura designada por el juzgado para gestionar el proceso de quiebra) solicitó en su informe de calificación que, además de a estos cinco exconsejeros, también se condenara a la entidad local barreña de forma subsidiaria por estimar que ejercía como administrador de hecho y cómplice de Agrival. Para el administrador, el Ayuntamiento ejercía una posición de dominio total sobre la concursada con dolo y culpa grave.

El juez finalmente ha seguido el criterio de la Fiscalía que ya en septiembre de 2015 propuso condenar únicamente a los cargos gestores de Agrival hasta cubrir tres cuartas partes del déficit concursal.

La sentencia condena finalmente a Juan Montedeoca a asumir el 25% del déficit de la empresa mientras que a Javier Grimaldi le atribuye un 20% de contribución. Para los otros tres consejeros, la cuota es del 10%. Estos exconsejeros resultan además inhabilitados para la administración de bienes ajenos durante dos años y para representar a terceros. Las costas recaen igualmente sobre los cinco.

El juez relata las numerosas transferencias efectuadas desde Agrival a entidades como el Club de Baloncesto Villa de Los Barrios, a la empresa Iniciativas Los Barrios o a GAMA de fondos procedentes de créditos bancarios o subvenciones de organismos oficiales "sin que exista prueba documental que justifique el motivo de los referidos traspasos".

Este continuo trasvase de capitales provocó, según el juez, una despatrimonialización de la entidad, reduciendo su liquidez y generando la insolvencia. "Concurre una actuación dolosa en los administradores, dado que no han justificado de manera suficiente los motivos o conceptos de las transferencias, cuya realización ocasionó a la concursada la pérdida de recursos líquidos con los que atender a las deudas vencidas y exigibles", agrega el magistrado.

A la hora de eximir al Ayuntamiento, el juez resalta que no ha lugar a la declaración de la entidad local como administrador de hecho o cómplice porque el Ayuntamiento "únicamente ostenta la condición de socio de dos entidades municipales que a su vez ostentan el accionariado de la entidad concursada, pero no puede atribuirse la condición de entidad matriz de la concursada dado que no tiene la condición de sociedad mercantil". Ello lleva al juez a hacer recaer todo el peso de la gestión sobre las personas físicas que formaban el consejo.

La sentencia subraya que aunque los administradores fueran miembros del Ayuntamiento de Los Barrios (tres de los cinco condenados) no permite inferir una participación del Consistorio como colaborador de la despatrimonialización. Para el juez no queda acreditado que hubiera actuación dolosa por parte de la institución municipal.

Se trata del primer pronunciamiento judicial relativo a las cinco empresas municipales de Los Barrios, todas en concurso de acreedores y para las que sus respectivos administradores concursales han solicitado -en todos los casos- la declaración de quiebra culpable y la asunción de responsabilidades por sus respectivos consejos de administración y del Ayuntamiento barreño de manera subsidiaria.

Una vez que el Juzgado de lo Mercantil ha determinado quienes son los responsables de la quiebra de Agrival de Cádiz, podrá comenzar el procedimiento de liquidación de la sociedad. Esto es, confrontar los activos (patrimonio) con el pasivo (deudas) mediante un proceso de capitalización (venta o subasta de los bienes) y reclamación a los posibles deudores.

El administrador concursal deberá ahora redactar y presentar una propuesta de liquidación para poder articular el proceso y calcular así el saldo final de la mercantil para que, en caso de resultar negativo, pueda repartirse la responsabilidad conforme a los porcentajes fijados en la sentencia. Este proceso es independiente de los posibles recursos que presenten los perjudicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios