Interior y Diputación revisan su acción común

  • Ambas instituciones libran fondos cada año para mejoras en carreteras y Casas Cuartel

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y el presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, Francisco González Cabaña, mantuvieron ayer un encuentro para revisar las relaciones bilaterales que comparten ambas instituciones y que se concretan en dos programas. Por un lado, las actuaciones en seguridad vial incluidas en los planes provinciales que gestiona Diputación y, por otro, el convenio para reformar instalaciones de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz.

Este año Diputación ha consignado en sus presupuestos hasta 300.000 euros que financiarán la implantación de nuevos medios para afianzar la seguridad en carreteras de la red provincial; así como 180.000 euros para continuar el programa de mejoras en casas cuartel -especialmente a las radicadas en núcleos rurales-, distribuidas en las Comandancias de Cádiz y de Algeciras.

La actual colaboración entre Interior y Diputación en relación a las obras en Casas Cuartel se regula a través de un convenio suscrito en 2005 y que se renueva cada año.

En virtud de este acuerdo cada institución libra 180.303,63 euros anuales para afrontar las necesidades más emergentes de estas instalaciones.

El año pasado se acometieron reformas y obras menores en las Casas Cuartel de Algodonales, Chiclana, Barbate, El Puerto de Santa María, Arcos, Sanlúcar, Vejer, Grazalema, Algeciras, Tarifa, Los Barrios y Castellar. La relación citada sumó en conjunto más de 360.000 euros, asumidos a partes iguales entre el Ministerio del Interior y Diputación.

En el año 2008 continuará esta cooperación y, de hecho, la comisión mixta que determina la distribución de los fondos y actuaciones se reunirá en los próximos días para resolver las obras que se van a realizar durante el presente ejercicio.

Con estas obras se pretende mantener al día en buen estado de conservación las instalaciones de la Guardia Civil y dotarlas de mejores condiciones de habitabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios