La Guardia Civil interviene 440 kilos de hachís en alta mar

  • Los narcos arrojaron la droga por la borda de la lancha hasta lograr zafarse de los agentes

Comentarios 1

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio Marítimo han intervenido 440 kilos de hachís que fueron arrojados al mar por los tripulantes de una embarcación mientras eran perseguidos por las costas de Tarifa. La actuación comenzó a raíz de un aviso del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que detectó una embarcación navegando procedente de Marruecos que se dirigía a la zona de Guadalmesí. El personal del SIVE comunicó las coordenadas a la patrullera del Servicio Marítimo.

Una vez en la zona confirmaron que se trataba de una embarcación semirrígida, de las habitualmente utilizadas para el narcotráfico, que huyó al percatarse de la proximidad la patrullera oficial de la Guardia Civil, por lo que se inició una persecución que se prolongó hasta aguas internacionales.

En el transcurso de la persecución, los tripulantes de la embarcación neumática arrojaron la carga por la borda en un intento de aligerar el peso y aumentar la velocidad en su huida, lo que finalmente lograron dado que pudieron zafarse de la patrullera.

Los agentes de la Guardia Civil rastrearon la zona donde se habían arrojado los fardos y pudieron rescatar 12, que contenían en total 440 kilogramos de hachís. Además, las autoridades mantienen una investigación abierta para la identificación y detención de los presuntos implicados en este alijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios