González: "No hay una política para inmigración y refugio en Europa"

  • El expresidente del Gobierno critica que sea la OTAN la que esté vigilando "las pateras"l Alaba que la negociación del 'Brexit' haya empezado por los derechos de los ciudadanos

Europa: museo o laboratorio. Esta fue la propuesta de debate que alguien le hizo a Felipe González, expresidente del Gobierno de España, y que le sirvió ayer como pretexto para iniciar su conversación sobre el futuro de Europa en la jornada inaugural del XXXVII Curso de Verano de la Universidad de Cádiz en San Roque. Fue en el Teatro Galiardo, donde el expresidente expuso las que en su opinión son las cuatro grandes crisis por las que ha pasado la Unión Europa desde que se formalizó como tal gracias al Tratado de Roma, hace 60 años.

González, europeísta convencido y optimista, expresó su deseo de que Europa siga siendo el destino "de los nuevos ricos del mundo", aunque expresó la imperiosa necesidad de que continúe siendo el mejor laboratorio.

El expresidente señaló de un modo especial el peso específicio que ha perdido el territorio europeo en el orden global. "Los europeos somos hoy el 7% de la población mundial y en 2050 seremos el 5%. Y Europa acaba aquí, justo en esta esquina, y lo único que somos es el extremo sur occidental de Euroasia. Seguimos siendo el continente con mayor potencial comercial, pero hemos perdido relevancia política y social tanto con los europeos como con nuestros vecinos. Creo que este pedacito del extremo sur de Euroasia puede seguir siendo una potencia creativa, pero hay que ponerse las pilas", dijo.

Este hilo argumental le sirvió a González para señalar la contradicción existente entre este escenario y los nacionalismos. "Somos pocos y ahora resulta que nos queremos dividir para ser menos significativos y menos relevantes", declaró González.

El que fuera tercer presidente de España durante 14 años desgranó en cuatro las crisis que está sufriendo Europa desde hace una década. La primera de ellas, la económica, la que llegó procedente de Estados Unidos con la quiebra de Lehman Brothers. "Europa reaccionó mal a pesar de las advertencias que les hicimos el comité de sabios y aquella crisis contagió a Europa", dijo.

La segunda de las crisis es la referida a los flujos de inmigrantes y refugiados. González acusó a Europa de no tener una política en este asunto. "No hay una política europea para inmigración y refugio", señaló, para a continuación afirmar que el problema de las fronteras de Grecia, España o Italia, no son los problemas de las fronteras de esos países, sino de las fronteras comunes de Europa.

La llegada del Brexit y el deseo del Reino Unido de salir de la Unión Europea fue expuesta por González como la tercera crisis que ha atacado al territorio UE. "Esta crisis puede ser una vacuna o una enfermedad contagiosa. Parece que está siendo lo primero, pero aún no ha terminado.En cualquier caso, hay que tener esperanzas porque la Unión Europea ha empezado a negociar por donde tenía que iniciar la negociación: la defensa de los derechos de los ciudadanos y la libre circulación de los británicos en territorio europeo", explicó.

Y la cuarta y última crisis. Quizás la menos esperada. La irrupción de Donald Trump, el actual presidente de los Estados Unidos, en la política mundial. "Un señor que no es que sea ignorante, eso no es lo más grave. Lo peor es que no sabe que no sabe. Ese es el peor de los ingnorantes, el ignorante que ignora que ignora", añadió el expresidente, al tiempo que alabó la reacción de los gobiernos de Francia y Alemania ante las decisiones de TrumPutin, calificado con este sobrenombre por el socialista.

Para González, las soluciones de futuro pasan por aplicar una verdadera política económica y fiscal, pues hasta el momento solo se ha aplicado la monetaria. "Hemos afrontado muy mal la crisis, sin políticas anticíclicas, y hemos pagado un precio altísimo con un sufrimiento social muy grande. Si la respuesta hubiera sido otra el espacio para los populismos hubiera sido mucho menor", añadió el expresidente.

González criticó que sea la OTAN la que esté "defendiendo las costas europeas de las pateras" en vez de una polícía de fronteras; y se mostró esperanzado en que los derechos de los ciudadanos sigan siendo prioridad en la negociación del Brexit. El ponente señaló, por último, la exigencia de una Europa más cohesionada, de más calidad, con mayor control democrático y bajo la máxima de que "cada uno haga lo que mejor sabe hacer".

"Como soy un europeísta convencido, diré para terminar que de la patología de la guerra a la ética de la paz hemos pasado gracias a la Unión Europa", sentención González ante el público que acudió al Teatro Galiardo.

En las butacas, responsables de la administracion andaluza, y dirigentes socialistas en la comarca y en la provincia. En la mesa de debate se colocaron junto a González la vicerrectora de la Universidad de Cádiz (UCA),Teresa García Valderrama, la delegada de Cultura de San Roque, Dolores Marchena, y el alcalde de la ciudad, Juan Carlos Ruiz Boix. Ambos alabaron la figura de Felipe González y agradecieron su presencia en el municipio para marcar un hito histórico en los cursos de verano de la UCA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios