Un hombre fallece en Tarifa tras inhalar monóxido de carbono

  • La mala combustión del calentador de gas también afectó a su pareja y a sus dos hijos, que ya se encuentran fuera de peligro

Exterior del edificio. Exterior del edificio.

Exterior del edificio. / Jorge del Águila

Un hombre de 38 años, M.O.G., falleció en la madrugada del jueves al viernes por una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono procedente, según los primeros indicios, de una mala combustión del calentador de gas de su vivienda, situada en la barriada 13 de Enero de Tarifa. Su pareja y sus dos hijos, de 14 y dos años, tuvieron que ser traslados al hospital Punta Europa de Algeciras, pero ya se encuentran fuera de peligro.

En torno a medianoche el hijo mayor de la pareja fue el que se percató de que sus padres no se encontraban bien, por lo que alertó a su abuelo y éste dio aviso a la Policía Local, que se personó en la vivienda.

Los agentes entraron en la casa y, tras ver que la pareja estaba inconsciente, de inmediato avisaron a la Guardia Civil, al 061 y a los bomberos ante el fuerte olor a gas que había. Mientras tanto practicaron la reanimación cardiopulmonar al hombre, aunque no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Los bomberos evacuaron a parte de los vecinos del inmueble y pidieron al resto, siguiendo las indicaciones de los servicios de emergencia, que permanecieran en sus viviendas al no haber riesgo para su salud. Los efectivos del parque de Tarifa realizaron mediciones en el rellano, que marcaron altos índices de concentración de monóxido de carbono.

Posteriormente, accedieron al interior de la vivienda afectada y el medidor llegó a registrar una concentración de 80 partes por millón de monóxido de carbono, cantidad muy peligrosa. Los efectivos abrieron las ventanas y, con ayuda de una botella de aire, la medición arrojó que había desaparecido todo el monóxido de carbono en 15 minutos.

Después de una hora realizando mediciones, hasta comprobar que dieron negativo, los bomberos dieron por finalizada su actuación. La vivienda quedó precintada para que la autoridad competente pueda analizar con exactitud el origen de la alta concentración del gas.

El suceso causó gran pesar en Tarifa, ciudad sacudida de nuevo por una tragedia en forma de muerte. El alcalde, Francisco Ruiz, expresó su pesar en nombre de la corporación municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios