Cepsa empieza a comercializar el fuel para buques menos contaminante

  • Es el primer suministrador de bunker del Estrecho con este combustible

  • Se adapta a los límites más estrictos para el azufre

Pantalán de la refinería Gibraltar-San Roque. Pantalán de la refinería Gibraltar-San Roque.

Pantalán de la refinería Gibraltar-San Roque. / e.s.

Comentarios 1

Las instalaciones de Cepsa en el Campo de Gibraltar se sitúan a la vanguardia del bunkering (suministro a buques) en Europa. Desde el pasado 1 de febrero las instalaciones campogibraltareñas son las primeras del Estrecho y una de las primeras del continente en suministrar el combustible para buques que se ciñe a los límites ambientales más estrictos para el azufre. Este nuevo producto, procedente de otra refinería europea, sitúa a la empresa en el nuevo mapa del bunkering que se está configurando a escala mundial a raíz de las progresivas restricciones a la cantidad máxima de azufre permitida en los combustibles marítimos.

Según los datos de la OCDE, el 90% del comercio mundial (en toneladas) se mueve por transporte marítimo y su peso se ha duplicado en sólo dos décadas. En paralelo han ido creciendo las emisiones de esos buques, de forma que la Organización Marítima Internacional calcula que el tráfico marítimo es el sexto emisor de dióxido de carbono a escala mundial, entre India y Alemania. De la constatación de la importancia de las emisiones de los buques parten las restricciones incluidas y actualizadas en el convenio internacional para prevenir la contaminación de los buques (Marpol), que establece unos máximos para determinados contaminantes, entre ellos los óxidos de azufre.

Así, según este convenio, todos los buques tienen que utilizar fuel oil con un máximo del 0,50% de azufre masa/masa a partir del 1 de enero de 2020, frente al 3,50% que está permitido hasta ahora. Pero además, el convenio delimita una serie de zonas especiales ECA (Emission Control Area) en las que las condiciones para los buques son más estrictas: el Mar Báltico, el Mar del Norte (incluido el Canal de la Mancha), las costas de Estados Unidos y Canadá y la zona del mar Caribe de Estados Unidos. Desde el 1 de enero de 2015, para navegar por estas zonas los buques tienen que utilizar un combustible con un máximo del 0,10% de azufre.

Precisamente ese es el combustible que ya está vendiendo Cepsa. Denominado Ulsfo (ultra-low sulphur fuel oil), este nuevo producto es compatible con el MGO (marine gas oil) que utilizan hasta ahora los barcos, que no cumple con esos requerimientos ambientales. Es decir, que puede sustituirlo o ser mezclado con él sin que la mezcla produzca sedimentos y, por tanto, obturaciones de filtros, aseguran fuentes de la compañía. Su precio es "competitivo", señalan, y será vendido con un descuento respecto al MGO. Y el producto procede de otra refinería de la Unión Europea, "no lo diseñamos ni fabricamos en Cepsa".

Para la compañía, su liderazgo en el Estrecho se ve reforzado al ser el primer suministrador de bunkering que tiene este tipo de producto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios