Comarca

Casanova acusa a dirección de La Almoraima de boicotear la mejora de un sendero forestal

  • El alcalde de Castellar pide a la ministra Tejerina que destituya a Isabel Ugalde por falta de colaboración

Una de las señales instaladas en el Sendero de la Mariposa Monarca. Una de las señales instaladas en el Sendero de la Mariposa Monarca.

Una de las señales instaladas en el Sendero de la Mariposa Monarca. / e. s.

Comentarios 1

Nuevo episodio de desencuentro entre el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera y el latifundio estatal de La Almoraima. El alcalde, Juan Casanova, acusó ayer a la directora de la finca pública, Isabel Ugalde, de boicotear el proyecto local que acaba de habilitar el Sendero de la Mariposa Monarca como ruta turística. El regidor chisparrero remitió este jueves una carta a la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en la que solicita la destitución de Ugalde apelando a una falta de colaboración con la dirección e impedimentos para el desarrollo de iniciativas como ésta.

Casanova relató a Europa Sur que el Consistorio ha invertido unos 30.000 euros (entre fondos de la Diputación, la Mancomunidad y un Plan de Empleo) para adecentar el camino, instalar señales turísticas y otros elementos para facilitar el tránsito a lo largo de los 5,8 kilómetros que van desde la venta La Cantina a La Jarandilla en paralelo al río Guadarranque. "Nos propusimos mejorar el sendero, que está en zona de dominio hidráulico, por lo que consultamos a los propietarios colindantes, en este caso La Almoraima. La directora de la finca nos facilitó un escrito firmado en el que expresaba que el sendero no discurre por la finca. Ante este escrito, la Junta de Andalucía nos concedió la autorización para realizar el acondicionamiento y señalización. Y ahora, una vez acabado el proyecto, la señora Ugalde presenta otro escrito ante la Junta para expresar que no ha dado autorización para que se mejore el sendero y pone reparos a su utilización apelando a la conservación de la finca. Nos hemos gastado un dinero y no tenemos autorización para usar el sendero en el sentido de poder promocionarlo, hacer rutas u otras actividades... Sólo se puede entender como un boicot", protestó Casanova.

La entidad estatal niega que autorizara ninguna intervención en la pista de la Mariposa Monarca

El alcalde apuntó que otro frente abierto con la directora Ugalde se basa en la recuperación del camino viejo a Jimena, una pista que une los dos castillos de los términos municipales vecinos, que la entidad local pretende conseguir a través de una recuperación de oficio.

Casanova reconoce en su carta que el Ministerio se ha mostrado conciliador -aludiendo a la cesión de 24 hectáreas- mientras que Ugalde "siempre se ha mostrado en contra de cualquier cesión o colaboración". "Consideramos que la gestión de Ugalde está lastrando el desarrollo económico y social del municipio. Ante esta situación le pedimos encarecidamente que cese a la actual directora y su sustitución por una persona que sea capaz de entablar un diálogo constructivo y una actitud colaboradora con los representantes legítimos del pueblo de Castellar", reza la carta a García Tejerina.

La directora de La Almoraima negó a este periódico haber dado permiso alguno al municipio para habilitar el sendero de la Mariposa Monarca. "El alcalde no dice la verdad. Pidió un permiso y se le dijo que no. El consejo de administración de La Almoraima no autorizó la propuesta aunque la Junta, no sabemos de qué forma, le acabó dando la autorización", dijo Ugalde. La directora sostuvo que se dirigió a la Junta cuando se percató de que se estaba actuando en la zona. "Si el primer escrito estaba poco claro, se mandó otro. El primer día que se abrió el Sendero de la Mariposa Monarca la gente entró a los cultivos y a zonas donde hay ganado, incluso rompiendo vallas", justificó Ugalde para negarse a que se utilice la pista.

Ante esta respuesta, el alcalde de Castellar facilitó un escrito del 7 de junio de 2017 -firmado por Ugalde- en el que se recoge que el Ayuntamiento pidió a La Almoraima unos días antes autorización para construir el sendero en el margen izquierdo del Guadarranque. "Le comunico que no siendo La Almoraima titular de dichos terrenos y no teniendo competencia alguna sobre los mismos, no procede a realizar ninguna autorización", responde Ugalde, quien alude en esa carta a la posibilidad de acometer un deslinde de la zona con la Junta, si así se le solicita.

Casanova interpreta esta respuesta como la autorización para poder actuar en el sendero -dado que no pertenece a La Almoraima- al que ahora pone reparos la dirección del latifundio. "La Almoraima es anterior a Castellar, que es un pueblo de colonización del Iryda. Es difícil que haya caminos de La Almoraima que pertenezcan al municipio. Defiendo que no agujereen la finca", insistió Ugalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios