El Ayuntamiento reducirá el IBI en 2018 entre 25 y 40 euros de media

  • La base catastral pasa del 0,47 al 0,42 y se aprueban ayudas para familias con menos recursos

Marchena, Ruiz Boix y Ordóñez, durante un Pleno en San Roque. Marchena, Ruiz Boix y Ordóñez, durante un Pleno en San Roque.

Marchena, Ruiz Boix y Ordóñez, durante un Pleno en San Roque. / E. S.

El recibo de la contribución urbana de 2018 será inferior en San Roque al de este año una media de entre 25 y 40 euros. La Comisión de Economía y Hacienda ha aprobado hoy, jueves, llevar al Pleno Ordinario de la próxima semana la reducción del tipo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 0,47 de la base catastral al 0,42. Además, se ha introducido una nueva bonificación para las familias con menos recursos que residan de alquiler en viviendas públicas.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y la edil de Hacienda, Mónica Córdoba, presentaron ayer esta rebaja impositiva. El primer edil recordó que el pasado mes de junio, con motivo del ecuador del mandato, anunció una "nueva política fiscal" que se comenzó a materializar en julio con la aprobación de la reducción del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, más conocido como "el sello del coche".

Explicó que esta medida "ha beneficiado a prácticamente todas las familias del municipio, ya que el parque de vehículos supera las 20.000 unidades en San Roque". Así, se ha reducido este importe de 40 a 34 euros para los vehículos de menor cilindrada y de 80 a 72 euros para los de media cilindrada. Añadió el regidor sanroqueño que "hace unos días presentábamos la modificación de la Ordenanza de Cementerios que supondrá fijar un precio simbólico de un euro para la renovación de la ocupación de los nichos por cinco años y de los columbarios por 25 años".

"Hoy damos a conocer el tercer compromiso, que afectará a todos los propietarios de viviendas. Se trata de la reducción del tipo de la contribución urbana al mínimo histórico en el municipio" del 0,42, cinco puntos menos que en la actualidad.

"Este impuesto es de regulación estatal, pero es competencia municipal la fijación del tipo de aplicación sobre la base catastral del inmueble, que debe situarse entre el 0,40 y el 1,10. En nuestro municipio se ha fijado la mayor parte del tiempo en el 0,55, si bien en los últimos años se ha situado en el 0,44 o en el 0,47. Pues bien, en 2018 bajará del 0,47 al 0,42, colocándose en el tipo más bajo de la historia y rozando el mínimo legal", añadió Ruiz Boix.

Explicó el primer edil que "la regla del techo de gasto que impone el Gobierno Central nos impide destinar más recursos a realizar inversiones. Como no tenemos afán recaudatorio, hemos pensado que es mejor que este dinero se quede en las familias. Espero que los vecinos guarden el recibo de la contribución de este año y lo comparen con el de 2018 para comprobar cuánto les beneficia esta reducción".

"Es obvio que en función del valor catastral de las viviendas, el impacto de esta reducción será mayor o menor, pero para las familias de tipo medio del municipio la bajada se situará entre los 25 y los 40 euros". Por su parte, Mónica Córdoba explicó que "aparte de esta bajada histórica del tipo del IBI, se mantendrán las bonificaciones para primera vivienda en familias numerosas, según sus ingresos. Pero además se suma una nueva bonificación que beneficiará a las familias con menos recursos que habiten en viviendas públicas y en régimen de alquiler".

La nueva bonificación se concederá a los inmuebles de promoción pública en régimen de arrendamiento, previa declaración del especial interés o utilidad municipal de dicha actividad por concurrir circunstancias sociales que justifiquen tal declaración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios