Comarca

El Ayuntamiento de Tarifa vierte lodos de un colector en Los Lances

  • El municipio justifica que el cieno con restos de fecales se deposita en una zona acotada para secarlo y que se retirará

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Tarifa está vertiendo y acumulando lodos con restos de aguas residuales en una zona de arena de la playa de Los Lances durante las obras de limpieza y eliminación de enganches ilegales de un colector de aguas pluviales del casco urbano.

El depósito del cieno comenzó esta semana, cuando varios operarios de la empresa concesionaria de aguas empezaron a esparcir fango de color oscuro en una zona vallada de la playa junto al paseo marítimo tras haberlo extraído de la tubería con un camión cisterna. El Consistorio defiende que se trata de un proceso necesario y que los restos serán retirados cuando se sequen.

La situación ha levantado críticas y estupor entre los vecinos, que han mostrado su malestar en las redes sociales por este método al entender que existen alternativas a dejar el barro de la red de pluviales mezclado con restos de aguas fecales en la arena.

El grupo ecologista Verdemar se ha hecho eco de la situación y denunció ayer al Ayuntamiento de Tarifa ante la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio por la afección del vertido a la arena y el mal olor que desprende el fango, puesto que la zona donde se está efectuando el depósito se encuentra pegada al paseo marítimo, muy cerca de una de las pasarelas de acceso a la playa y también de un parque infantil.

El portavoz de Verdemar Antonio Muñoz calificó de "sinsentido" el proceder del Ayuntamiento y, al igual que los vecinos, demandó que todo el lodo que se extraiga del colector se lleve directamente en el camión cisterna a una planta de tratamiento. "Lo contrario es el mundo al revés. Sacar barro y las aguas residuales que llegan por los enganches a la tubería para dejarlos en la arena, aunque sea de forma temporal, es poco menos que el mundo al revés. El viento ha esparcido parte de la porquería por la arena y hay quejas por el mal olor en la zona", dijo Muñoz.

Los vecinos apelan al daño a la imagen de la costa en puertas de la temporada turística, así como la necesidad de dar ejemplo por parte de la administración.

El proyecto, que ejecuta la concesionaria de aguas con un coste estimado de 70.000 euros con cargo al canon de mejora, se basa en una limpieza a fondo del colector de aguas pluviales que en su día canalizó un arroyo. La tubería parte desde la zona de la parada de autobuses y llega hasta el campo de fútbol. Uno de los tramos tiene un salidero bajo el paseo marítimo, donde se está actuando estos días.

Esta tubería, diseñada sólo para conducir aguas pluviales, tiene numerosos enganches ilegales de aguas residuales de viviendas cercanas, razón por la que sufre atascos cuando aumenta el caudal con los temporales de lluvia dado que el diámetro no da abasto.

El proyecto, además de la limpieza del interior de la canalización, contempla el cegado de todas las entradas ilegales de aguas negras, con lo que la entidad local confía en acabar en el plazo de unas semanas con el vertido de aguas residuales que hasta ahora llegaban al mar mezclados con el agua de lluvia a través de esta conducción. El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, quien además es concejal de Medio Ambiente, defendió a preguntas de este periódico que la acumulación del lodo en la playa para realizar este proyecto es una medida temporal y necesaria pese a que pueda resultar aparatosa. "El lodo húmedo tiene mayor volumen y peso, lo que dificulta su retirada. Los operarios están dejándolo en una zona acotada por vallas, lo que a todos los efectos equivale a una zona de obras, para que se sequen. Cuando eso ocurra, los restos van a ser retirados y la arena será oxigenada y tratada para quedar totalmente restaurada", sostuvo el alcalde, quien defendió que se trata de un proceso necesario para poder acabar "con un problema histórico" de la red de saneamiento de Tarifa.

"Somos el único gobierno municipal que ha afrontado el problema de las aguas residuales que llegaban a Los Lances a través de este colector por los numerosos enganches ilegales que se han hecho desde tiempos inmemoriales. Las obras se iniciaron antes de los temporales y sufrieron un parón por las fuertes lluvias. Esperamos que todo esté terminado lo antes posible para retirar los restos antes de la temporada de playas", defendió el regidor tarifeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios