Alberca califica de error medir la relación con los hijos por sus éxitos

  • El escritor y profesor habla sobre inteligencia a padres y docentes de los centros de Attendis

El profesor y escritor Fernando Alberca ofreció ayer una charla a padres y docentes de los colegios Montecalpe y Puertoblanco, en la que les habló de inteligencia y felicidad, y cómo potenciar la primera como instrumento para conseguir que los niños sean felices. Alberca defendió la necesidad de ser más completos, y con ello hizo referencia tanto a los padres como a los hijos.

La primera medida que hay que fomentar, según explicó el profesor, es ser más positivos. "Necesitamos crear un ambiente favorable, alabando más que corrigiendo a nuestros hijos; y trabajar más con las consecuencias que con los castigos", añadió el licenciado en Filosofía y Letras.

El también autor de libro Todos los niños pueden ser Einstein, manifestó que no podrán descubrirse las diferentes inteligencias que habitan en el ser humano si no hay motivación. "El ser humano, por el hecho de serlo, ya es inteligente; y esa inteligencia va aumentando conforme vamos creciendo. Da igual el cociente intelectual con el que nacemos; lo importante es saber emplearlo", declaró ante elpúblico que asistió al Hotel Almenara para asistir a su charla-coloquio.

El ponente criticó, en cierta medida, la impaciencia que ahora sufren muchos padres por los logros académicos de sus hijos en edades tempranas, asfixiándolos; y creyendo que son mejores o peores padres en función del éxito de sus hijos.

"Vivimos las relaciones con nuestros hijos medidas por sus éxitos o sus fracasos escolares; y ésta es una confusión que están sufriendo muchos padres que, de este modo, se comportan como adolescentes. Además, esta circunstancia provoca una frustración y una incapacidad enormes de ser objetivos con los niños", añadió el profesor.

Para verificar si el ambiente que se vive en la familia es positivo o no, Fernando Alberca propuso un ejercicio práctico a los padres presentes en la charla: nombrar 15 aspectos positivos de sus hijos. "Esto lo hacemos incluso con jóvenes estudiantes y ni siquiera llegan a decir cinco cosas buenas de ellos mismos", señaló.

Para el escritor es fundamental que esta inercia cambie, y solo así podrá trabajarse la inteligencia en todos sus aspectos. "Ahora es más necesario que nunca conectar la parte derecha de nuestro cerebro con la izquierda, la única que se valora en la escuela. No somos la mitad de nuestro cerebro, porque pensar esto es como vivir a medias", apuntó el ponente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios