Crítica 'Animals United'

Animación europea: necesita mejorar

Animals United.Animación infantil, Alemania, 2010, 93 min. Dirección y guión: Reinhard Klooss, Holger Tappe. Música: David Newman.

Empeñada en seguir los pasos de Pixar y Dreamworks renunciando a tradiciones y escuelas locales propias, de las que apenas quedan hoy algunos reductos de brillante originalidad en el taller francés de Michel Ocelot (pronto se estrenará su esperada Contes de la nuit) o en casos aislados como el de la cinta irlandesa El secreto de Kells, la animación infantil europea quiere parecerse demasiado al amigo americano con el serio hándicap de contar una tecnología muy por detrás de la de aquél y una perentoria necesidad de importar también modelos temáticos y estéticos que puedan asimilarse fácilmente por unos espectadores demasiado acostumbrados ya a la deslumbrante y atractiva superficie de los títulos de referencia.

Inspirada en la novela La conferencia de los animales de Erich Kästner, desde Alemania llega esta Animals United con 3D incorporado que no puede disimular un trazado argumental y de personajes a mitad de camino entre Madagascar y La edad de hielo, zoológico global antropomorfizado al servicio de la enésima aventura ecologista para salvar al planeta del desastre creado por los insensibles y caricaturescos seres humanos.

Klooss y Tappe (Rebelión en la isla) no están demasiado afortunados en el diseño de sus criaturas, dibujadas todas con un mismo patrón de inexpresividad (el colorido y los fondos son otra cosa) que las hace un pelín desagradables, ya se trate de un elefante asustadizo, un suricato hiperactivo, un mapache flatulento, un león vegetariano, una tortuga centenaria o un gallo afrancesado directamente secuestrado de Ratatouille.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios