Un estudio revela el impacto de la pertenencia a la Unión Aduanera

  • El catedrático Joaquín Aranda revela que se produciría un aumento significativa en el alza de los precios y el consiguiente encarecimiento de varios productos

El estudio elaborado por el catedrático Joaquín Aranda sobre las Ventajas e inconvenientes de la integración de Ceuta en la Unión Aduanera aborda el análisis desde distintos puntos de vista y también profundiza en el impacto de la aplicación del Arancel Comunitario (AC) en los productos llegados a la ciudad. En este sentido, el estudio establece que el importe total de esta aplicación se elevaría a la cifra de 7.735.000 de euros de recaudación potencial, una cifra que puesta en relación con la base imponible a la que se aplicaría, supone una tarifa media para el total de compras a terceros países del 6,74 por ciento, que sería la cifra en la que se incrementaría el precio de entrada en Ceuta de estas mercancías. "Puesto en relación con el total de mercancía que entra en la ciudad, cualquiera que sea su origen, supone un aumento medio del precio total de la mercancía que entra en Ceuta del 0,94 por ciento", explica el estudio.

Joaquín Aranda observa que el impacto a nivel global da lugar a un crecimiento medio del precio de la mercancía global que entra en la ciudad a una tasa relativamente moderada. Pero basta con descender al conjunto de productos a la que se aplicaría y, sobre todo a determinados casos concretos, para detectar impactos que pueden ser significativamente elevados.

El reflejo de esta afirmación se encuentra plasmado en una aproximación al impacto de la aplicación del AC por secciones de productos, donde se aprecia que algunos de esos grupos carecen de impacto mientras que en otros éste es particularmente significativo. Por ejemplo, un impacto nulo se produce en el papel, sus materias primas y manufacturas, y en los objetos de arte, en los que el arancel aplicado es de cero. "Sin embargo, se trata de dos secciones que apenas tienen relevancia en volumen ya que su origen habitual es España", matiza el informe. Con impacto muy bajo, aparece la sección que engloba los productos minerales, donde se posicionan los combustibles y que sólo son objeto de un arancel promedio del 0,2 por ciento en cuanto a los productos que proceden de terceros países. "Si a ello se une que una parte significativa procede, además, de países comunitarios, la situación final en esta importante sección es que la aplicación del AC es prácticamente despreciable", indica Aranda. Con ello y si se excluyen los combustibles, continúa el estudio, se obtiene que el impacto medio de la aplicación del AC a la mercancía sujeta es del 8,92 por ciento. El impacto sobre la mercancía total que entra en la ciudad es del 1,14 por ciento. Respecto al resto de secciones, aparecen impactos que pueden resultar significativos en no pocos casos, pero lo más relevante es que entre las secciones con al menos un millón de euros en compras a terceros países, es donde se obtienen los mayores impactos de la aplicación del arancel comunitario.

Más concretamente, los grupos de productos con mayor impacto son los correspondientes a los animales vivos y productos del reino animal (28,7 por ciento de incremento), las materias textiles y sus manufacturas (10,7 por ciento) donde se concentran las compras al exterior de Ceuta y donde se sitúan gran parte de sus especificidades comerciales y que junto con la sección del calzado, sombreros, etcétera, con el 10,2 por ciento, son las que sufren mayor impacto.

"La siguiente sección en impacto es la sección del material de transporte (9,4 por ciento), donde se sitúan los vehículos automóviles que señala el estudio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios