Los comerciantes de las naves del Tarajal están dispuestos al cierre

  • Otra avalancha que se produjo ayer de más de 8.000 porteadores provoca el caos

Comentarios 1

Una nueva aglomeración de más de 8.000 porteadores en el puente del Biutz colmó la paciencia de los empresarios del Tarajal que han decidido adoptar medidas ante lo que consideran una "dejadez" por parte de las administraciones.

Las peticiones ante la Ciudad y la Delegación del Gobierno de clausurar el puente del Biutz, abrir un nuevo paso alternativo o habilitar Benzú han caído en saco roto y el presidente del polígono del Tarajal ha anunciado su intención de cerrar la zona, "si no nos hacen caso vamos a cerrar el polígono y no va a pasar nadie", indicaron. La gota que ha colmado el vaso se vivía ayer con la aglomeración de miles de porteadores que paralizaban, de esta manera, toda actividad comercial en la zona. "Ya no vendemos porque los clientes no se atreven a venir aquí". A esta cuestión, Ahmed añade que los porteadores ya ni siquiera adquieren las mercancías en el polígono y que, además, tienen prioridad en el paso, "aquí tienen preferencias los bultos que no son del polígono y los compradores ceutíes ni siquiera pueden pasar". La situación es crítica y, al parecer, está llegando a un punto de no retorno. Los comerciantes se sienten "discriminados" y señalan que son "tratados como delincuentes". El problema se agrava, además, estos días por el incremento del paso de porteadores debido a la cercanía de la festividad del sacrificio o del borrego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios