Vivas restringe a lo "institucional" la relación con Delegación

  • Anuncia que la mantendrá mientras el delegado no aclare o rectifique unas declaraciones sobre la Ciudad Autónoma

Las relaciones entre Ciudad Autónoma y Delegación del Gobierno se limitarán a lo estrictamente institucional mientras el delegado, Jenaro García-Arreciado, no rectifique unas declaraciones en las que afirmaba, entre otras cosas, que "Ceuta obedece a leyes distintas del resto de España". Además, el presidente de la Ciudad, Juan Jesús Vivas, enviará una carta oficial de queja al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Vivas, convocó ayer de urgencia a la prensa para, con ambos anuncios, contestar a las afirmaciones de García-Arreciado, realizadas, tal como especificó, "en un medio de comunicación local".

El mandatario ceutí explicó que "contestando a una pregunta que versaba sobre el funcionamiento de la administración local y que también tenía que ver con los presupuestos de la ciudad para el ejercicio 2008", el delegado manifestaba que "en su impresión, esta ciudad funciona obedeciendo a leyes distintas a las del resto de España". "También afirmaba -indicó el máximo responsable del Gobierno autonómico- que los valores de la honradez, de la honestidad, de la dedicación al trabajo, de la no prevaricación, no son tenidos en cuenta en conjunto por los ciudadanos de Ceuta a la hora de votar". "A mí me parece -aseveró- que son unas manifestaciones muy graves, ofensivas, tanto para los que representamos a los ceutíes como para los propios ceutíes y, por tanto, absolutamente inaceptables".

Para el presidente, las declaraciones de García Arreciado son "imprudentes e irresponsables por parte de quien está llamado a ser el delegado del Gobierno de todos los españoles, de todos los ceutíes y de quien está llamado a cuidar especialmente las buenas relaciones institucionales entre nuestras dos administraciones".

Vivas subrayó que "los intereses de los ciudadanos están por encima, y su dignidad y la de quienes la representan, también". Por tanto, y "conjugando ambas cuestiones", el presidente hizo público que "hasta tanto se produzca una aclaración o rectificación", las relaciones de su Gobierno con la Delegación "se limitarán a atender aquellos asuntos de interés general que ambas administraciones estamos obligados a atender".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios