El filial nazarí, en busca de las sensaciones perdidas

  • Los granadinos, faltos de gol, suman un triunfo en las seis jornadas que siguieron a su liderato

El exalgecirista David Grande, con la camisola del Granada B. El exalgecirista David Grande, con la camisola del Granada B.

El exalgecirista David Grande, con la camisola del Granada B. / e.s.

El Granada B aterriza esta tarde en La La Línea con una misión: enderezar la nave en materia de juego y de sensaciones, lo que se entiende que está vinculado a los resultados, ya que sólo ha sumado un triunfo en las seis últimas jornadas y fue hace dos semanas en su visita al Betis Deportivo. Eso no impide que el filial nazarí sea el segundo mejor viajero del grupo, entre otras cosas porque ha sumado los mismos puntos en su estadio que en sus desplazamientos: once.

El principal problema del filial nazarí no es ni la situación clasificatoria ni siquiera los resultados, que ya se sabe que no son algo prioritario cuando se habla de un filial. Si bien es cierto que estos podrían haber sido mejores ante rivales a los que, a priori, debería haber ganado -como el Badajoz o, más recientemente, el Lorca- lo que más preocupa en el entorno del equipo es la falta de ideas, recursos y, en general, juego que exhibe desde hace ya varias jornadas.

Todos esos desajustes se reflejan en la falta de gol. Doce ha hecho el equipo desde que comenzó la competición a pesar de que en verano incorporó a dos jugadores, el exalgecirista David Grande y Casi, que están llamados a sobresalir en esa faceta.

Para el encuentro de esta tarde ante la Balona, el míster volverá a tener a todo el equipo a su disposición, excepto Caio Emerson, cuya situación no podrá regularizar la institución hasta después del parón navideño por culpa de la falta del tránsfer.

En la otra cara de la moneda está el tema de las ausencias. Sin sancionados en todo lo que va de curso, el 'B' sólo ha tenido que lamentar bajas puntuales por afecciones nimias como las recientes de Fran Serrano y Jean Carlos o las tempraneras de Estrada y Héctor. Precisamente este último ha sido el único miembro de la plantilla que presentaba dudas para el choque de esta tarde debido a un proceso gripal del que ya está totalmente recuperado. Todo hace pensar que la alineación que presente no diferirá mucho de la del sábado pasado.

El técnico, Pedro Morilla, asume que su equipo afronta hoy un partido "muy complicado" ante un rival "que está hecho para pelear por el play-off, con futbolistas hechos y un estadio en el que nos van a apretar".

"Vienen de perder los dos últimos partidos, pero seguro que van a salir al doscientos por cien para volver a la senda de la victoria, que es lo que le ha hecho estar en los puestos nobles de la clasificación", agrega. "Nosotros vamos con muchísimo respeto y humildad, pero sabiendo que somos capaces de ponerle el partido difícil a cualquier rival".

El técnico volvió a insistir en que "quitando momentos puntuales" su equipo ha tenido "opciones reales en todos los encuentros de haber conseguido la victoria", al tiempo que pidió "disputar los noventa minutos como una nueva final".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios