La fragata 'Victoria' zarpa para "luchar contra la piratería" en aguas de Somalia

El buque de la Armada Española partió en la tarde de ayer desde la Base Naval de Rota con 210 militares a bordo · Se sumará a la operación Atalanta de la UE frente a las costas del país africano

F. Javier Franco / Rota | Actualizado 24.01.2009 - 05:01
zoom

El almirante general jefe del Ajema, en su despedida de la tropa a bordo de la fragata 'Victoria'.

zoom

Manuel Rebollo García.

Share
La fragata F-82 Victoria, de la Armada Española, zarpó ayer por la tarde de la Base de Rota rumbo a Somalia para formar parte de la operación naval Atalanta, de la Unión Europea, cuya misión es "luchar contra la piratería" frente a las costas del país africano. En la mañana de ayer, el Consejo de Ministros acordó la participación de unidades militares españolas en esa intervención comunitaria, después de que el pasado miércoles el Congreso de los Diputados aprobara autorizarla.

Los militares a bordo de este buque de la Armada suman 210, de los cuales 180 pertenecen a la dotación de la propia fragata y el resto a la unidad aérea embarcada y a un equipo de Infantería de Marina especializado en misiones de seguridad. Proceden de buena parte de las comunidades autónomas del Estado, entre ellas Andalucía, pero también los hay de otros países, en concreto, Colombia, Ecuador, Guinea y Perú. De la cifra global de militares, 40 son mujeres.

Además de España, en la operación Atalanta participan Francia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos y Grecia, a los que podrían unirse otros países en el futuro. Iniciada el pasado 8 de diciembre, se trata de la primera misión de estas características que organiza y dirige la Unión Europea. España asumirá en abril el mando sobre los 1.000 militares europeos destinados a las costas de Somalia.

Hasta entonces, precisamente permanecerá en esa zona del Océano Índico la fragata Victoria, que lleva dos helicópteros SH-60B Seahawk. Completan las fuerzas militares españolas en estos tres primeros meses un avión P-3 de patrulla marítima y oficiales asignados a los diferentes cuarteles generales. En total, 277 efectivos.

Posteriormente, en la denominada "segunda rotación", España intervendrá con el petrolero de flota Marqués de la Ensenada, que prestará apoyo logístico a los barcos de la agrupación. Relevará a la Victoria la fragata Numancia. Ambas pertenecen a la llamada Clase Santa María, conformada por seis buques que constituyen la 41ª Escuadrilla de Escoltas de la Armada con base en Rota.

Horas antes de la salida de la fragata, al final de una mañana de lluvia y viento, subieron a bordo el almirante general jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema), Manuel Rebollo García, y el almirante de la Flota, Juan Carlos Muñoz-Delgado y Díaz del Río.

El primero de ellos dirigió unas breves palabras de ánimo a los militares presentes en clave de despedida. A continuación, recorrió diversos puestos de la fragata, donde algunos profesionales embarcados le explicaron las características del trabajo que realizan en el navío.

La fragata Victoria está bajo el mando del capitán Fernando Poole Quintana desde el pasado mes de octubre. Nacido en Vigo (Pontevedra) en 1962, es diplomado en Guerra Naval y Estado Mayor. Ha estado destinado en la Jefatura de Órdenes de la 41ª Escuadrilla de Escoltas, en la sección de operaciones del Estado Mayor de la Armada, en la sección de planes del Estado Mayor de la Flota, en la división de planes del Estado Mayor Conjunto y en la división de inteligencia del Estado Mayor Militar de la OTAN en Bruselas.
PUBLICIDAD