La Lotería Nacional deja siete millones de euros en Chiclana

Algunos agraciados llevan más de 80 años suscritos al 11.832, que también premió a San Fernando

A.F. González / Chiclana | Actualizado 08.05.2012 - 10:14
Share
La suerte se detuvo el pasado sábado en Chiclana y San Fernando para premiar la fidelidad y perseverancia de algunos de los suscriptores al número 11.832 de la Lotería Nacional, ya que fueron ocho millones de euros los que se repartieron en estas dos localidades, parte de los mismos entre antiguos seguidores de esta cifra.

Fue la administración número 4 de Chiclana, regentada por Esther Cornejo y situada en la céntrica calle La Plaza, la que repartió un mayor premio, ya que en total fueron siete millones de euros con los que resultaron agraciadas unas 20 personas. Esta administración, que ofrece este número desde hace años, vendió dos billetes completos, entre los que se encontraba el décimo agraciado con el premio especial a la serie nueve fracción quinta, con cinco millones de euros. Otros dos billetes, con dos millones en premios, fueron devueltos sin venderse.

Un grupo de cinco mujeres, suscritas a este número desde hace tiempo, pasó por la administración el pasado sábado, como cada semana, para, en su paseo matinal, cumplir con la tradición de recoger el décimo al que rinden fidelidad, con la diferencia de que en esta ocasión la suerte quiso que éste fuera el que guardara en su interior el premio especial de cinco millones, que se han repartido a partes iguales.

Aunque a no todos los agraciados les ha correspondido un premio tan cuantioso, el resto de premios de 100.000 euros al décimo también han conseguido sacar de numerosos aprietos a muchos de sus compradores, algunos de los cuales aseguraban en la mañana de ayer que con el dinero pagarían las hipotecas de algún que otro hijo en paro.

Cabe destacar que un buen número de agraciados, tanto en San Fernando como en Chiclana, forman parte de una misma familia suscrita a este número por tradición desde hace 80 años, época en la que el padre de los hoy agraciados comenzó a comprarlo. Una vez fallecido éste, sus hijos continuaron una tradición que el pasado sábado se vio al fin recompensada.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
PUBLICIDAD