El traspaso del Guadalquivir se atrasa hasta septiembre por "flecos" técnicos y económicos

  • Junta y Gobierno justifican el aplazamiento de dos meses en la "complejidad"de la transferencia

Dos meses más tendrá que esperar el Gobierno andaluz para que el traspaso del río Guadalquivir esté cerrado. Flecos administrativos y económicos son la razón de que se haya pospuesto de la fecha inicial prevista del 30 junio a septiembre, que será cuando por fin esté listo el dictamen de la comisión mixta Junta-Gobierno que, tras su paso por Consejo de Ministros como decreto, hará posible que el 1 de enero de 2009 sea efectiva esta transferencia.

Fuentes de los ministerios de Administraciones Públicas y de Medio Ambiente, así como de la Consejería de la Presidencia, confirmaron que las reuniones técnicas continúan y justificaron el retraso en la "complejidad" de esta operación, la primera que se hace de esta magnitud, y que sólo en el capítulo de personal afecta a 769 personas que trabajan en la Confederación Hidrográfica.

Desde Medio Ambiente aclararon que este aplazamiento entra dentro de la "normalidad" y que se está trabajando con la "máxima diligencia" para que el proceso se resuelva "cuanto antes".

En esta línea, el vicepresidente primero de la Junta y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, confirmó que estos "flecos" se resolverán en las reuniones técnicas convocadas tanto esta semana como la próxima para ultimar aspectos como la fijación del coste efectivo de los servicios e inversiones. Agregó que lo que se está haciendo es "limar" diferencias para que cuando el traspaso sea efectivo no tenga ningún efecto en la prestación de servicios a los usuarios y en los agentes que tienen relación con el Guadalquivir y que a partir de este momento la tendrán con la Junta a través de la Agencia Andaluza del Agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios