El promotor de las Siete Maravillas ganó 11 millones por los votos a la Alhambra

  • Un estudio de la Universidad de Granada revela los ingresos obtenidos por Bernard Weber, aupado por las administraciones

Los ciudadanos gastaron más de once millones de euros en votar a la Alhambra para que se convirtiera en una de las Nuevas Siete Maravillas en el concurso promovido por el multimillonario suizo Bernard Weber. Y precisamente a sus bolsillos fueron a parar gran parte de estos ingresos.

Este dato se desprende de los cálculos del grupo de investigación Ademar, de la Universidad de Granada, que ha elaborado un estudio para valorar el impacto de la iniciativa y principalmente, cómo se ha vivido desde el punto de vista de los ciudadanos. ¿Sabían realmente en qué consistía y quién estaba detrás? ¿Qué opinaban del método de elección? Y después de todo, ¿cómo se vivieron los resultados y el fracaso de la Alhambra?

El análisis, dirigido por el catedrático Teodoro Luque León y realizado a través de encuestas telefónicas, pone de manifiesto que dos de cada tres ciudadanos no sabían (o no contestaron) si la iniciativa era pública o privada y, de los que contestaron, un 70 por ciento estaban convencidos de que era de carácter público. No es de extrañar si se tienen en cuenta las grandes inversiones de las instituciones públicas para apoyar la candidatura.

Los datos de la encuesta concluyen que votó un 27 por ciento de los ciudadanos y de ellos, aunque siete de cada diez utilizó internet -que era gratuito- un 11,5 por ciento votó telefónicamente y un 20,4 lo hizo por mensaje de móvil. Estas cifras, multiplicadas por el coste de cada llamada y mensaje, respectivamente, supondrían en toda España un volumen de negocio de 4,7 millones de euros en el caso del teléfono y de 6,6 millones gracias a los mensajes SMS, es decir, una recaudación total de 11,3 millones de euros en el voto a la Alhambra desde España (sólo un 3,5 por ciento votaron a otros monumentos).

¿Dónde ha ido a parar todo ese dinero, sumado al recaudado en otros países? Pese a la promesa inicial de Weber de que el 50 por ciento de los ingresos iría a parar a preservar y recuperar el patrimonio artístico, aún no se sabe de ningún proyecto concreto, a excepción de la intención de restaurar la estatua de Buda Bamiyan en Afganistán, que, de todos modos, no podrá iniciarse hasta que se resuelva el conflicto en la zona.

El estudio, que enfrentó las respuestas que se dieron antes y después de la proclamación, revela "una cierta sensación de frustración una vez conocidos los resultados", tal y como señaló Luque. Así, la valoración de la iniciativa cayó algunos puntos tras la proclamación. Del 6,67 de nota que le daban en importancia pasó a un 5,27 (en una escala del uno al diez) y en utilidad, del 5,9 cayó al 4,8. Tras la votación, los encuestados se mostraban bastante más partidarios de que la elección estuviera en manos de los expertos.

"El resultado del concurso devaluó el propio proceso de elección, porque no fue el esperado", argumentó la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, que presentó ayer el estudio junto a sus autores en el Palacio de Carlos V.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios