El águila pescadora nidifica por primera vez en Marismas del Odiel desde los 80

  • El programa de reintrodución de esta especie en el paraje natural da sus primeros frutos desde 2004. Medio Ambiente ha liberado ya 37 ejemplares en esta zona

El programa de reintrodución del águila pescadora en el paraje natural Marismas del Odiel, puesto en marcha en 2004 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Estación Biológica de Doñana, ha dado al fin sus frutos. Una pareja en actitud reproductora ha nidificado en esta Reserva de la Biosfera por primera vez desde que la especie, en peligro de extinción, desapareciera del territorio onubense como reproductora en la década de los 80.

Así lo anunció ayer la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, que indicó que "los dos ejemplares habían sido reintroducidos: el macho procede de Alemania y fue liberado en Marismas del Odiel, la hembra es de Escocia y fue soltada en Barbate (Cádiz)". No obstante, este intento inicial de reproducción ha fracasado, si bien "esperamos que la pareja regrese todos los años a este entorno para reproducirse".

Hasta el momento, la Administración autonómica ha introducido 83 ejemplares de esta especie en Andalucía, 37 de ellos en Marismas del Odiel (tres de los cuales murieron) y el resto en Cádiz. Castillo anunció ayer, durante su visita al paraje natural, que "soltaremos diez más en Huelva en el mes de agosto".

Para la reintroducción del águila pescadora se usa el método denominado 'hacking', considerado uno de los más eficaces en la restauración de determinadas poblaciones de aves, según explicó la Consejería de Medio Ambiente. El sistema consiste en criar pollos en estado de semilibertad, colocándolos en nidos que simulan los naturales y proporcionando la comida de manera artificial. Esto permite que los pollos se adapten al nuevo medio y que debido a la querencia por el lugar de cría (filopatría) que muestran en general las rapaces al lugar de nidificación para reproducirse una vez que lleguen a la edad adulta. Las aves permanecerán en este entorno durante todo el verano; después, migrarán al continente africano para huir del frío invierno del hemisferio norte.

Los pollos que se reintroducen a través del programa autonómico están vigilados durante las 24 horas del día por los técnicos adscritos al proyecto y por la red de voluntarios del paraje Marismas del Odiel.

El objetivo del programa es, en palabras de la titular de Medio Ambiente en el Gobierno andaluz, "establecer una población reproductora en Huelva para lograr que sobreviva una especie que ha corrido serios riesgos de desaparecer".

De otro lado, Castillo informó a los periodistas de que la Junta de Andalucía ya ha concluido las alegaciones al proyecto de construcción de un oleoducto por parte del Grupo Gallardo, indicando que "se trata de aportaciones técnicas a aspectos que presenta su trazado", según EFE.

En declaraciones a los periodistas en Huelva, Castillo señaló que dichas alegaciones se están presentado en estos días y aseguró que, por el momento, desde la Junta de Andalucía "desconocemos si el proyecto es viable o no". Se trata de un proyecto, el de la Refinería Balboa, que se construye en Extremadura y el oleoducto a través del cual se pretende dar salida a su producción por el puerto de Huelva -atravesando las provincias de Huelva y de Sevilla- que "afecta a las comunidades autónomas extremeña y andaluza y por ello como administración hemos de presentar alegaciones".

Por otra parte, la consejera de Medio Ambiente manifestó que "sólo quedan los trámites administrativos pertinentes" para que la variante del Rocío sea una realidad, después de que se diera luz verde al proyecto la semana pasada en el Consejo de Gobierno regional celebrado en Huelva. Además, adujo que las denuncias de grupos ecologistas en el Consejo de Doñana, referentes a que la carretera sería un "desdoble encubierto" de que une Almonte con el núcleo costero de Matalascañas, "son sólo opiniones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios