Un juzgado investiga la muerte de un arrestado en la Comisaría de Estepona

  • Se han abierto diligencias para esclarecer la muerte del hombre, que supuestamente se ahorcó en los calabozos

El juzgado de Instrucción número 2 de Estepona investiga la muerte de un detenido en los calabozos de la Comisaría de Estepona que fue hallado ahorcado en su celda. La familia considera que hay muchas lagunas en la versión que les ha dado la Policía Nacional y ha contratado los servicios de una abogada para personarse en el caso. Por su parte, fuentes del citado cuerpo declinaron pronunciarse hasta que la instrucción del caso esté concluida.

El cuerpo sin vida de F. J. F .B., de 44 años de edad, fue encontrado por los agentes que custodiaban los calabozos el pasado jueves día 3, y todo apunta a que se suicidó ahorcándose con una camiseta. No obstante, las circunstancias del óbito y el proceder de la Policía ha despertado los recelos de los familiares del fallecido, que han decidido personarse en el caso para que se determine o descarte si se cometió alguna negligencia en la custodia.

En un escrito remitido a este periódico, éstos cuestionan varios actos del protocolo seguido. En primer lugar, critican que se les comunicase el fallecimiento "12 horas después". "Teniendo en cuenta que la hora de la muerte facilitada por la policía oscila entre las 15:00 y las 18:00 de ese mismo día, ¿cómo es posible que dicha muerte no se notificara a la familia hasta las 3:15 del viernes 4 de julio? ¿Acaso pasaron por alto la circular interna recibida en todas las comisarías tras el ahorcamiento de otro detenido en una comisaría de Sevilla acaecida hace un mes?", se preguntan, al mismo tiempo que censuran que "ningún mando o representante de la comisaría se ha puesto en contacto con la familia con objeto de aclarar las circunstancias que rodean estos hechos así como mostrarles sus condolencias, actitud de humanidad y respeto que se espera de una entidad como es la Policía".

El documento también censura que no se les avisase para identificar el cadáver, algo que tampoco se les permitió cuando estaba en la sede del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga. Este hecho lo pudieron realizar cuando el ataúd llegó al tanatorio de Estepona y los empleados de la funeraria lo abrieron para identificar el cuerpo.

Otro aspecto que critican es que el detenido, que llevaba tres días en los calabozos, no fuese trasladado al arresto de la Policía Local. El motivo que argumentan a la familia es que "la comisaría no goza de instalaciones apropiadas para la permanencia de los arrestados en sus dependencias, por lo que es habitual que todo detenido por la Policía Nacional que va a permanecer más de un día bajo custodia, pase a las dependencias de la Policía Local. Éstas gozan de un sistema de videovigilancia en todas las celdas que garantiza la seguridad de los arrestados, ya que graba tanto el interior como el exterior de las celdas. En el caso de la comisaría, este sistema es deficiente, pues las cámaras controlan únicamente los pasillos de las dependencias, pero no el interior de las salas de arrestos".

Los familiares de F. J. F. B. también desean saber si éste había recibido la medicación necesaria al tratarse de un drogodependiente.

Por último, el texto señala que desean que se les aclaren todos estos aspectos, pues conforme pasan los días están recibiendo "datos que no dejan de despertar nuevas dudas acerca de la veracidad de la versión de la Policía".

Fuentes policiales explicaron que el fallecido había sido arrestado por un supuesto delito de detención ilegal y que presuntamente estaba relacionado con la venta de estupefacientes. En relación a las circunstancias de la muerte, apuntaron que todo indica que se quitó la vida, aunque declinaron pronunciarse en profundidad al haber una instrucción judicial abierta. No obstante, señalaron que el cuerpo acatará cualquier resolución.

La defensa de la familia explicó que tenía previsto personarse el lunes en el caso para conocer los detalles de la autopsia. Este paso no lo ha podido llevar a cabo antes al encontrarse sin magistrado el juzgado de Instrucción número 2 de Estepona, un contratiempo que podría subsanarse en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios