Las gasolineras 'flotantes' de Gibraltar desaparecerán en tres años

  • Caruana asegura que cumplen la normativa comunitaria, pero dice que quiere evitar riesgos

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, anunció ayer durante su visita al municipio gaditano de La Línea que su Gobierno trasladará a tierra los depósitos de suministro de combustible a barcos, poniendo así fin a las llamadas gasolineras flotantes y al fenómeno del bunkering.

En rueda de prensa, el representantes político del Peñón explicó que éste es un proyecto "a medio plazo que no tardará más de dos o tres años en materializarse" y que el objetivo es "incrementar la seguridad ambiental y evitar riesgos innecesarios". "Los tanques flotantes no incumplen nada. Gibraltar cumple la normativa comunitaria sobre este tipo de abastecimiento y sobre la protección del medio ambiente, pero una medida de este tipo eliminaría los riesgos de colisión y de vertido", puntualizó el máximo mandatario del Peñón.

El bunkering es el repostaje de combustible de barco a barco y es la forma habitual de cargar combustible en Gibraltar, donde se realizan decenas de operaciones cada día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios