El fuego arrasa 500 hectáreas de tres municipios de Málaga

  • El incendio, declarado el domingo, obligó a desplegar un dispositivo de unas 400 personas para controlar las llamas, que provocaron el desalojo de 300 viviendas

Más de 500 hectáreas de pinar y matorral calcinadas es el balance provisional de la superficie que las llamas han arrasado en los términos de los municipios malagueños de Mijas, Marbella y Ojén, que desde el domingo han sufrido el peor incendio de los últimos años. Casi 300 viviendas desalojadas, cuatro de ellas seriamente afectadas, fue la otra gran consecuencia de este fuego en el que hubo que desplegar un dispositivo de alrededor de 400 personas para poder hacerle frente y que a última hora de ayer aún no había podido ser controlado por completo. Fue el segundo siniestro que se produjo ese mismo día en una zona cercana, por lo que las primeras hipótesis apuntan a que pudo ser intencionado.

La hora en la que se originó, pasadas las 20:30 del domingo, cuando los medios aéreos ya no podían participar en las tareas de extinción, y las fuertes rachas de más de 40 kilómetros por hora de viento del norte que soplaba a esa hora hicieron que el incendio se propagara con una inusitada rapidez e hizo saltar todas las alarmas. Sobre las 22:00, el Infoca se vio obligado a activar el nivel 1 de emergencia por el peligro que corrían las numerosas viviendas que salpican la zona de interfase, es decir, la que separa la parte urbana de la sierra.

El dispositivo contra incendios estableció un perímetro de seguridad en torno al fuego de unas mil hectáreas y todas las viviendas que se encontraban en la zona tuvieron que ser desalojadas por el peligro que corrían de ser engullidas por las llamas que avanzaban sin control. Las casas de la zona de Fuente Teja, Entrerríos, un centro de drogodependencia y el entorno rural junto al Hotel Cala Resort de Mijas fueron las primeras en ser desalojadas.

Los vecinos evacuados fueron trasladados hasta el albergue de Entrerríos, al Centro de Mayores de la Cala de Mijas y al polideportivo Las Lagunas. Además, como consecuencia del incendio, se tuvieron que trasladar al hipódromo municipal los caballos de varias explotaciones privadas que estaban siendo amenazadas por las llamas.

Pero como el fuego avanzaba con tanta rapidez que hubo que desalojar también a unas 200 familias en Ojén en las urbanización de La Mairena, donde resultaron cuatro viviendas afectadas, Los Viñedos y las Buganvillas, mientras que en Marbella fueron 500 los evacuados de las zonas del colegio Ecos y la urbanización Soto.

Las cientos de personas que tuvieron que ser evacuadas en los tres municipios pudieron volver ayer a sus casas a lo largo del día y los únicos que no lo habían hecho alrededor del mediodía eran los pacientes y cuidadores del centro de drogopendencia de Mijas y que fue el primero en ser desalojado la noche anterior.

Con unos 32 grados de temperatura pese a ser plena noche y un nivel de humedad que no pasaba del 25% el fuego, unido a que se trataba de una zona escarpada muy cercana a un área habitada, obligaron a desplegar un amplio dispositivo de unos 220 efectivos de personal de tierra procedentes de las bases de la provincia de Málaga, Cádiz, Granada, Sevilla y Córdoba y que trabajaron sin descanso toda la noche. No fue hasta pasadas las 08:00 de ayer cuando se incorporaron a las tareas de extinción un total de 17 medios aéreos, entre helicópteros de transporte y extinción, de gran capacidad, aviones de carga en tierra y anfibios. La incorporación de los efectivos aéreos fue clave para controlar las llamas que durante la noche se habían propagado ya hasta los términos municipales de Ojén y Marbella. Cuatro horas después, en torno al mediodía, el incendio ya había sido estabilizado.

Pero la densa nube de humo que se había formado y que se podía ver a kilómetros de distancia dificultó y mucho el trabajo de los helicópteros y aviones a primera hora de la mañana porque apenas tenían visibilidad. Tanto es así, que en la autopista de la Costa del Sol tuvo que interrumpirse la circulación durante un cuarto de hora debido a la intensa humareda procedente del siniestro.

Durante el día quedaron desplegados en la zona más de 260 especialistas del Infoca, además de 16 vehículos autobomba, las unidades especiales de meteorología y transmisiones y la de análisis y seguimiento de incendios forestales, el dispositivo sanitario propio, y el equipo de análisis de incendios. A ellos se suman los más de cien efectivos que pusieron a disposición del Infoca los distintos consorcios de bomberos de la zona.

Parte de ellos se preparaba, al cierre de esta edición, para prolongar su tarea durante toda la noche y de este modo continuar con las tareas de refresco de la zona afectada ante el temor de que el fuego pudiera reavivarse dado que el viento aún soplaba con fuerza ayer por la tarde.

Mientras tanto, la Brigada de Investigación de Incendios Forestales trabaja también desde ayer para tratar de esclarecer las causas de este incendio. De momento no ha trascendido la posible causa, aunque el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que ayer se trasladó hasta el centro de mando del dispositivo para conocer de cerca los detalles de los trabajos de extinción, aseguró que "todo apunta a que la mano del hombre está detrás". A pesar de las hipótesis y rumores que empezaron ayer a circular sobre la autoría y las posibles causas del incendio, el consejero aseguró que "es pronto para hablar del motivo" e inisistió en que "tenemos que ser prudentes" sobre el origen. Se desconoce si fue por una negligencia o intencionado. Sin embargo, el hecho de que ese mismo día se hubiera declarado otro incendio en la zona hace pensar que pudo ser provocado con intencionalidad. El primer siniestro ocurrió sobre la 01:00 de la madrugada de ayer en la próxima localidad de Ojén y quemó dos hectáreas, ya que quedó controlado a las 09:45 de ayer.

En cuanto a la superficie afectada, la medición definitiva no se hará hasta que el incendio no quede extinguido. Pero a falta de los datos finales, el consejero señaló que no se había visto afectada ninguna zona protegida, ya que la mayoría del terreno afectado es de titularidad privada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios