El curso que escapa a los recortes

  • Andalucía es la única región donde la plantilla de docentes sigue creciendo, aunque el aumento es el más bajo de los últimos 14 cursos · El número de alumnos, por contra, es el más elevado desde 1998.

Comentarios 7

El curso que empieza hoy está marcado por la confrontación política a cuenta de los recortes presupuestarios en Educación. A poco más de dos meses de la cita con las urnas, la reducción de gastos de las administraciones competentes en la enseñanza pública se ha convertido en un arma electoral entre PP y PSOE con la que empiezan a calentar motores de cara a los comicios del 20-N. Lo cierto es que, frente a lo ocurrido en otras regiones donde la plantilla de profesores se congela, Andalucía es, según la Junta, la única autonomía donde se produce un cierto repunte, aunque muy alejado del registrado en años anteriores. Por ahora, la Consejería de Educación mantiene los programas establecidos en cursos pasados y su principal lucha se centra en combatir el fracaso educativo, el cual, según afirmó la pasada semana el consejero Francisco Álvarez de la Chica, ha descendido 7 puntos, el único recorte, al parecer, que se vislumbra en el sistema educativo de Andalucía.

El profesorado andaluz es el único que crece de España, según afirma la Junta, con un total de 98.168 docentes. Sin embargo, esta subida es la más pequeña de los últimos 14 cursos al registrarse sólo un incremento anual del 0,2%. Así lo constatan los datos facilitados por la propia Consejería de Educación. Desde septiembre de 1998 no existe un incremento tan reducido en el número de plazas nuevas creadas para docentes. De hecho, hay que remontarse a ese año para encontrar la cifra más aproximada (0,76%). El curso donde el repunte fue mayor es el que comenzó en septiembre de 2000, cuando los puestos docentes de nueva creación supusieron una subida del 4,47%.

El hecho de que este curso sea el de menor crecimiento de la plantilla docente contrasta con el aumento experimentado por el alumnado, que ha sido del 4,68%, el más alto de los últimos 14 años hasta llegar a un total de 1,4 millones de estudiantes en el sistema educativo público. El titular de Educación justifica esta falta de concordancia en el número de plazas libres de alumnos que existen (245.608 en todo el territorio andaluz), por lo que actualmente todos los centros educativos andaluces, excepto ocho, tienen vacantes, lo que para Álvarez de la Chica es una demostración de que el profesorado andaluz "cubre todas la necesidades". Uno de los deberes de la Junta es elaborar un mapa de las zonas con más puestos vacíos para ajustar la oferta a la demanda.

Esta explicación no convence a las principales centrales sindicales que suscribieron la Ley de Educación de Andalucía (LEA) en 2007 que, entre otros objetivos, marcaba la creación de 15.000 nuevos puestos docentes para 2012, cifra que no se ha alcanzado ni en un 50%. Para sindicatos como la ANPE, el bajo crecimiento del profesorado este curso demuestra que existen recortes en la política educativa de la Junta, aunque sin llegar a los registrados en otras comunidades, lo que de por sí ya es un "logro". José Blanco, secretario general de la federación de enseñanza de CCOO en Andalucía, valora el aumento de la plantilla "en el contexto actual", así como que las condiciones laborales y económicas de los docentes no se hayan visto mermadas como ha ocurrido en otras regiones, "donde ha habido desdobles y se han eliminado prácticamente a los interinos". "La Junta ha demostrado que apuesta por la enseñanza pública al evitar los recortes en el ámbito educativo", señala Blanco.

En este sentido, el inicio de curso en otras comunidades autónomas va a ser mucho menos tranquilo que en Andalucía tras las medidas adoptadas para hacer frente al déficit de las arcas públicas. Ejemplo de esta crispación es la Comunidad de Madrid, donde la jornada lectiva de los profesores de Secundaria se ampliará a 20 horas, con lo que se cubren tramos horarios que hasta ahora venían ocupando interinos. Esto supone un ahorro en la contratación de docentes sin plaza fija, lo que ha provocado las críticas de los representantes sindicales, que ya han anunciado un otoño "caliente" en cuanto a movilizaciones, unas protestas que se convocarán en vísperas de unas elecciones generales, por lo que está claro que la Educación volverá a servir de arma arrojadiza entre los partidos en busca del voto de maestros, profesores y padres de alumnos. Hasta el propio consejero de Educación, en la presentación del nuevo curso, insistió en reiteradas ocasiones en comparar la política educativa de la Junta (alabada por el propio ministro de Educación, Ángel Gabilondo), "libre de recortes", con la planteada por aquellas otras comunidades donde gobierna el PP.

Pese a que el Ejecutivo andaluz mantiene sus políticas educativas intactas en tiempos de crisis, la asignatura pendiente sigue siendo el fracaso escolar, que Álvarez de la Chica calificó de "inasumible". La tasa actual de los estudiantes que no logran la titulación en Secundaria es del 27,3%, siete puntos por debajo de la registrada el año pasado. En este objetivo se centran muchas de las nuevas apuestas de la Junta, como la implantación de una hora de lectura diaria obligatoria en Primaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios