La precampaña La Junta fue pionera en 2002 al regular la acogida de menores en familias homoparentales

¿La adopción no entiende de sexo?

  • La orientación sexual no influye para que parejas homosexuales adopten en España, pero sí en otros muchos países

Comentarios 39

Sobre el papel, cualquier ciudadano mayor de 25 años puede adoptar a un niño y basta con que tenga, al menos, 14 años más que el menor adoptado. La persona interesada tiene que haber sido declarada idónea por los servicios de protección de menores de la entidad pública competente.

Hasta la aprobación de la Ley de Matrimonio Homosexual en 2005, las parejas del mismo sexo no podían adoptar, pero dicha normativa extendió el derecho a ese modelo familiar y consideró que el niño debe residir en un entorno apropiado con independencia de la condición sexual de su progenitor o progenitores.

El PP presentó un recurso de inconstitucionalidad a la citada ley, aún no resuelto, y su presidente, Mariano Rajoy, anunció este fin de semana que medita retirar la posibilidad de adoptar a estas parejas si gana las elecciones generales del 9 de marzo. El criterio lo comparte el líder popular en Andalucía, Javier Arenas, aludiendo a las "muchas dudas" que esgrimen algunos expertos sobre la "capacidad" de parejas homosexuales para adoptar a un menor.

De ganar Rajoy y modificar la ley, una persona homosexual podría aún solicitar la adopción de forma individual, ya no con su pareja, a expensas de la decisión que tomen, primero, los servicios de protección de menores y, segundo, la Comisión Provincial de Medidas de Protección. Éstos se pronuncian sobre la declaración de idoneidad y sobre la forma adecuada para que el niño viva con esa familia, siempre anteponiendo el interés del menor.

En Andalucía, desde 2002 los homosexuales inscritos como parejas de hecho pueden solicitar el acogimiento de un menor en virtud de una ley aprobada por el Parlamento andaluz, que fue pionera en España y que motivó reacciones enconadas, entre ellas, las de los obispos. Todos los partidos apoyaron la Ley de Parejas de Hecho, si bien el PP mostró su oposición a la regulación sobre el acogimiento de menores por uniones homosexuales. Esta modalidad distinta a la adopción puede ser simple -por semanas-, o permanente -finaliza cuando el menor cumple la mayoría de edad.

La permisividad a las parejas gays se limita a territorio nacional, ya que en otros países -China, Rusia y varios del Este- los criterios de idoneidad impiden adoptar a las parejas del mismo sexo. Entonces sólo queda "ocultar" la orientación sexual para que los evaluadores no lo detecten, expone el presidente de Colegas-Andalucía, Antonio Ferre, una medida que el colectivo tendría que recuperar de prosperar el aún incierto anuncio del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios