El Supremo anula la orden del TSJA de sancionar a Chaves por el caso Matsa

  • El Alto Tribunal revoca la decisión que instó a la Junta a abrir un expediente al ex presidente andaluz por no inhibirse en la concesión de una ayuda a la empresa en la que trabaja su hija · El PP recurrirá la deliberación.

Comentarios 119

Manuel Chaves está un paso más cerca de salir indemne jurídicamente del caso Matsa, en el que se investiga su intervención en el incentivo otorgado por parte de la Junta de Andalucía mientras él aún era presidente a la empresa Minas de Aguas Teñidas, en la que trabaja su hija, Paula Chaves Iborra.

El Tribunal Supremo revocó ayer la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de ordenar al Consejo de Gobierno de la Junta la apertura de un expediente sancionador a Chaves por no inhibirse cuando en enero de 2009 concedió la ayuda a esta empresa. El tribunal andaluz aceptó la denuncia que interpuso el PP andaluz contra la decisión de la Junta de no incoar el citado expediente, que había solicitado con anterioridad el mismo partido.

No obstante, el fallo del TSJA no entró en el fondo del asunto, si procedía o no la subvención de 10 millones de euros a la empresa en la que trabaja su hija como letrada. Tampoco lo hace ahora el Supremo.

La sala de lo contencioso-administrativo, reunida ayer para deliberar sobre este asunto, estimó el recurso de casación que interpuso la Junta de Andalucía contra la sentencia del TSJA y consideró que los recurrentes ante este tribunal (el secretario general del PP de Andalucía, Antonio Sanz Cabello, entre otros) carecen de legitimación para interponer ese recurso. Esta argumentación llevo ayer el PP a anunciar un recurso de amparo ante el Supremo y se preguntó "por qué el PP, que tiene grupo parlamentario, que es un partido que está en Andalucía y que ha denunciado el caso Matsa, no tiene legitimación para el Supremo", dijo la portavoz parlamentaria del PP andaluz, Esperanza Oña.

El fallo del Supremo supone un nuevo revés para el PP, que en los dos últimos años ha urdido una dura ofensiva contra el ex presidente y ahora vicepresidente y ministro del Gobierno a cuenta de este caso. Esta vía contencioso-administrativa es el segundo frente judicial emprendido por el PP. Antes, el Tribunal Supremo ya desechó la vía penal al desechar las querellas que presentó el PP y el sindicato Manos Limpias por prevaricación y tráfico de influencias.

La Junta fundamentó su recurso de casación en el voto particular de uno de los integrantes del TSJA, el presidente de la sección primera de la sala de lo contencioso- administrativo, Julián Moreno Retamiro, quien estimó que las actuaciones previas fueron "suficientes, razonables y proporcionadas". La sentencia del TSJA estimó que la resolución del Consejo de Gobierno respecto a no incoar expediente para investigar la incompatibilidad de Chaves fue "arbitaria e injustificada" al basarse en "unos informes jurídicos interpretativos". Estos informes eran unos trabajos de la asesoría jurídica de la Consejería de Justicia y de la Inspección General de Servicios que concluyeron que no se apreciaba infracción del artículo 7 de la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Junta. El TSJA consideró que no se investigó lo suficiente. Ahora el Supremo no entra a valorar estas cuestiones, sino que entiende que el PP no estuvo legitimado para interponer este recurso.

La decisión del Supremo dio pie a un rosario de declaraciones. El propio Chaves se aprestó en declaraciones a la cadena Ser a criticar al PP, del que se mostró convencido de que no le va a "pedir disculpas, porque eso exige mucha altura de miras y de eso andan bastante escasos en el PP".

Chaves aseguró que fue "el rencor" por sus sucesivas victorias electorales en Andalucía lo que llevó al presidente del PP-A, Javier Arenas, a "presentar esas querellas" por el caso Matsa y defendió que "en la confrontación política no se puede utilizar a la familia ni a los hijos".

"Hubiera sido suficiente una confrontación política, seguramente yo hubiera tenido también muchos flancos para atacar desde el punto de vista político, pero él ha querido enfangar todo un periodo de la historia reciente de Andalucía y, lo que es más lamentable, utilizando a los hijos", añadió el ex presidente de la Junta, que advirtió a los populares que "el rencor es mal consejero en política".

Desde la Junta se pronunció la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, que instó al PP a que dé "la razón" al Gobierno andaluz y ponga fin a la "cacería" contra el ex presidente de la Junta. "Los tribunales avalan de nuevo la limpieza del Gobierno andaluz", apuntó Moreno, que aseguró que el PP es experto en hacer juicios paralelos y en estirar las denuncias judiciales "para manchar el honor de las personas".

El portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, reclamó a Arenas que se disculpe "personalmente" ante Chaves y consideró que el líder de los populares debería tener "la gallardía y la vergüenza política" de pedirle perdón.

La portavoz parlamentaria del PP, Esperanza Oña, recalcó que el Supremo "no está diciendo que Chaves es inocente", "no analiza la culpa" del actual vicepresidente del Gobierno "y por tanto no lo deja exento de culpa", sino que al revocar la decisión del TSJA "no entra ni siquiera a analizar lo que el PP demanda" por considerar que este partido carece de "legitimación" para recurrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios