El PSOE releva a Guerrero para hacerla cabeza de lista al Senado

  • La presidenta de la Diputación y portavoz en el Ayuntamiento de la capital se ve obligada a abandonar ambos puestos después de asumirlos tras las elecciones · Ignacio Caraballo y Gabriel Cruz, sus sustitutos.

Comentarios 61

El PSOE empieza a despejar incógnitas en sus listas y lo hace con afán renovador, al menos parcial. Después de que el diputado nacional Javier Barrero se autoproclamase fijo para el Congreso, la sorpresa -mayúscula- llegaba ayer en la candidatura para el Senado: será la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, quien la encabece. Y para ello, siguiendo la nueva doctrina socialista "una persona, un cargo", tendrá que abandonar tanto la institución provincial como el Ayuntamiento de Huelva.

Así lo aprobaba ayer la Ejecutiva provincial socialista en su primera reunión posvacacional, en una propuesta que tendrá que ser ratificada por las asambleas locales y el comité provincial del partido que se celebrará el próximo 17 de septiembre, en Valverde del Camino. Ese día serán también oficiales el resto de los nombres de la lista. Esta nueva hoja de ruta trastoca por completo los planes previstos por Guerrero y la aparta de la Presidencia de una de las pocas instituciones de peso que el PSOE gobierna en Andalucía, así como de la portavocía de la oposición socialista en la capital, en la que se había comprometido a permanecer poco después de las elecciones del 22-M. Ya entonces se lanzó como candidata a la Alcaldía para 2015, plan que ahora queda desecho.

Los malos resultados electorales cosechados el pasado mes de mayo han acabado pasando factura a la socialista. Con un alcalde popular, Pedro Rodríguez, afectado por el desgaste de los años de gobierno y que perdió un concejal, Guerrero no pudo mejorar los resultados obtenidos por su antecesora, Manuela Parralo, y se dejó también un edil en el camino en plena debacle, con un PP que por primera vez casi igualó al PSOE en apoyos en la provincia (los separaron sólo unos mil votos). La crisis económica y el castigo a José Luis Rodríguez Zapatero estaban en el trasfondo de los resultados electorales, pero también un diseño de la estrategia electoral muy discutida en el propio PSOE y que estuvo precedida por una potente campaña publicitaria desde que llegó a la Presidencia de la Diputación en 2004, con inversiones destacadas para impulsar la figura de Guerrero.

Ante los pobres resultados obtenidos, se planteó el relevo de la candidata al frente de la institución provincial, en la que, por primera vez, el PSOE perdía la mayoría absoluta. Pero tras mover los hilos y lograr apoyos finalmente fue reelegida y configuró su equipo, como antes había elaborado las listas a la capital renovándolas casi por completo. Ello da un indicio de que la decisión ha sido una sorpresa incluso para muchos en el propio partido, que no se planteaba aparentemente estasoluciónhacía unas semanas. De hecho, la propia Guerrero había iniciado movimientos para situar a personas de su confianza en las listas estatales.

La dirigente socialista desplaza de la cabecera de la lista a la Cámara Alta al ex alcalde de Almonte, Francisco Bella, donde está desde 1996 y que tras casi 20 años al frente de la Corporación almonteña se quedó en la oposición el pasado mes de mayo. Los resultados dejan en una situación precaria a uno de los pesos pesados de PSOE onubense, que ya el pasado sábado quedó fuera de las fotos de la convención socialista de Punta Umbría que daba el pistoletazo de salida a la precampaña de las generales.

La propuesta fue presentada ayer en rueda de prensa por el secretario general del PSOE de Huelva, Mario Jiménez, quien hizo gala de la democracia interna de su partido para designar a los candidatos a través de un proceso asambleario y defendió que la propuesta de la Ejecutiva "es la mejor" y "el primer paso para ganar las próximas elecciones". Subrayó que ambos candidatos fueron ratificados de forma unánime por los miembros de la dirección. En cuanto a la participación o no de la Ejecutiva regional en la propuesta, ésta eludió pronunciarse a la espera de que se cierre el proceso de elaboración de las listas.

Jiménez fue el encargado de explicar también que "porque somos un partido coherente" Petronila Guerrero tendrá que dejar sus dos cargos políticos en Huelva, un día después de que el candidato socialista a la Presidencia del país, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiterase que no quiere duplicidad de cargos y no llevará a alcaldes en las listas. Aunque eso no será antes de ver los resultados del próximo 20 de noviembre, pues Jiménez añadió que el relevo en estos cargos no será oficial hasta un día después.

La salida de Guerrero provocará una importante renovación en las dos casas de la Gran Vía. Se da por seguro que el actual vicepresidente 1º en la cámara provincial, Ignacio Caraballo, sucederá a Guerrero en la Presidencia; Mario Jiménez ayer lo definió como "el relevo natural" y como persona para realizar la transición, aunque algunas fuentes apuntan que la futura expresidenta propugnó a José Martín como su relevo.

En el caso del Ayuntamiento de Huelva, será el viceportavoz socialista, Gabriel Cruz, el que pase a ocupar la portavocía y se relance como posible alcaldable para las elecciones municipales de 2015, puesto en el que se le situaba desde que Guerrero lo nombrase número 2 de su candidatura a la Alcaldía de Huelva.

El secretario general de los socialistas de Huelva se refirió ayer a la futura senadora "como referente" en la política de la provincia. Subrayó "el trabajo intenso que ha defendido desde la Diputación, su dilatada experiencia política y su profundo conocimiento de nuestra tierra y de sus ciudadanos". Asimismo, resaltó que ha abanderado los grandes proyectos que necesita la provincia como el aeropuerto, el AVE y las campañas de difusión de las bondades onubenses y afirmó que "ha sido capaz de traer muchos millones hasta la provincia que se materializaron en inversiones".

La reunión de la Ejecutiva del PSOE de Huelva fue la cita que marca la cuenta atrás para decidir las caras que representarán a los socialistas en la próxima cita electoral. Jiménez explicó que ahora se da paso a las agrupaciones locales para que tomen sus acuerdos, valoren los compromisos y hagan sus aportaciones de la misma forma que ayer lo hizo la Ejecutiva provincial. Tienen hasta el día 14 de septiembre, tres días antes de la convocatoria del comité provincial en Valverde.

La comparecencia de Jiménez comenzó aplaudiendo el trabajo que durante los últimos años han realizado los diputados Javier Barrero, Fátima Aburto y José Oria en el Congreso y de los senadores Francisco Bella, Maite Camacho y José Cejudo, al que sustituyó Rosa Beltrán en los últimos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios