Ávila explica el fraude en que "todos los procedimientos son susceptibles de ser truncados"

  • El consejero responsable de Empleo acota la irregularidad a un 3% de las ayudas, pero ignora el dinero a empresas 'fantasma'

Comentarios 24

Antonio Ávila es desde hace tres meses el consejero responsable de las políticas de Empleo en virtud de la nueva estructura de la Junta tras las elecciones del 25 de marzo. La Consejería que mayores quebraderos de cabeza ha dado al Gobierno socialista en la Junta la eliminó José Antonio Griñán y cedió sus competencias a la Consejería de Economía e Innovación de Ávila. El único consejero del Gobierno actual que ha comparecido hasta el momento (hoy lo hará la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo), apenas ofreció información sobre esta competencia "heredada", lo que no impidió sin embargo que se pronunciara sobre lo que, a su juicio, ha pasado.

Su mensaje no fue tranquilizador de que casos como el de los ERE no vuelvan a repetirse: "Todos los procedimientos son regulados, pero cuando hay alguien que tiene la determinación de saltárselo, lo hace. Todos los procedimientos son susceptibles de ser truncados y en este caso parece evidente que fue así".

La diputada de IU, Alba Doblas, le reprochó el comentario y no reservó su agudeza pese a que en la Junta su formación es socia de gobierno del PSOE. "¿No le parece que ese procedimiento era un poco chapucero y bastante opaco?", preguntó. Ávila negó la mayor.

Doblas insistió en por qué las empresas han recibido subvenciones difíciles de justificar, ya que en algunos casos no tenían actividad, después de que Ávila acotase el fraude a 241 personas con pólizas a las que se le han detectado irregularidades de las 6.473 que la han recibido en diez años. Para Ávila, hay una revisión de oficio que lo dictaminará, sin más respuesta. También advirtió que en aquellos años no había tantos avances informáticos como ahora para conocer al detalle la concentración de ayudas en la Sierra Norte de Sevilla.

El PSOE por su parte se encargó otra vez más de demostrar que el fuego amigo es el menos peligroso de los fuegos. Su portavoz, el diputado Enrique Javier Benítez Palma, asumió con un "perfecto" las respuestas de Ávila y pronunciaba aseveraciones como "de su respuesta se desprende que usted no sabía nada". Ávila, poco amigo de frivolidades, dejó un par de preguntas en bandeja sin responder.

La presencia de Ávila tiene que ver con la pieza separada abierta por el PP para implicar a IDEA, la sucesora del IFA, cuestión de la que de momento no obtiene los frutos que espera tras las comparecencias el lunes de los antecesores de Ávila: Francisco Vallejo y Martín Soler.

El consejero, que preside el consejo rector de IDEA, no tuvo dificultades para reiterar lo que habían dichos sus predecesores: que IDEA es un mecanismo pagador, exclusivamente, y poco más podía hacer él, con respuestas intercaladas por las continuas interrupciones del portavoz del PP, Carlos Rojas. No había ningún mecanismo de fiscalización del dinero que ordenaba Empleo; IDEA se limita a pagar.

Ávila, poco amigo de las frivolidades, concluyó sin embargo haciendo referencia a un informe del Tribunal de Cuentas cuando Javier Arenas era ministro de Trabajo para relativizar los informes de Intervención a las actuaciones de la Junta. Fue la estrategia ayer del PSOE, cuya portavoz Antonia Moro también descubrió otro informe desfavorable en la época de Zaplana. Los ex ministros del PP comparecen mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios