Juana Escudero 'vuelve' a la vida

  • Un juzgado de Málaga anula la inscripción del fallecimiento de una mujer que fue declarada legalmente muerta por error en el año 2010

Juana Escudero muestra su DNI Juana Escudero muestra su DNI

Juana Escudero muestra su DNI / Antonio Pizarro

Siete años después de haber sido declarada legalmente muerta, Juana Escudero vuelve a estar entre los vivos. Esta vecina de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) de 53 años ha logrado finalmente que el juzgado de Instrucción número 2 de Málaga haya acordado declarar la nulidad de la incripción en el registro civil de su fallecimiento, una muerte que fue declarada oficialmente por error en el año 2010 tras el fallecimiento de otra mujer cuyos datos coincidían.

Ahora, la declaración de la nulidad del enterramiento se notificará al Registro Civil para que Juan Escudero no conste como fallecida ante la Administración, acabando con la confusión y los problemas que esta situación le había generado a la hora de realizar cualquier trámite.

La declaración de la nulidad el enterramiento, según informó ayer Efe, se ha llevado a cabo de forma paralela a la investigación de la identidad de la persona que está enterrada en el cementerio de Málaga desde el año 2010. Precisamente el pasado miércoles facultativos del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga procedieron a extraer muestras de restos óseos y cabellos del cadáver enterado, con la finalidad de recoger el ADN y compararlo con el de Juana Escudero y un sobrino suyo.

De esta forma, se podrá determinar si la persona que está enterrada en Málaga tiene alguna relación de parentesco con la vecina de Alcalá de Guadaíra. Las primeras investigaciones apuntan, no obstante, que pudiera tratarse de un caso de usurpación de identidad.

Por su parte, Juana Escudero cree que ha podido ser confundida con una hermana con la que no tiene contacto y no sabe dónde se encuentra, pero en cualquier caso asegura que no tiene relación alguna con la provincia de Málaga ni con nadie que pueda coincidir con la persona que está enterrada en el nicho. Juana Escudero explicó hace unos meses a este periódico que conoció que constaba como fallecida en el año 2011, cuando fue al médico con un cólico nefrítico.

"Fui de urgencias, pero tuve la suerte de que la médico que estaba era la mía de cabecera. Cuando metió mi nombre en el ordenador le aparecía yo como muerta. Me giró la pantalla para que yo lo viera. Fallecida. Eso ponía. Total, que la mujer me atendió porque sabía que era yo y lo mío era urgente. Me dijo que luego ya me encargara de resolver lo que fuera", explicó.Juana se recuperó del cólico nefrítico y se dirigió a la Seguridad Social para arreglar el malentendido.

Efectivamente constaba que había muerto, con su nombre, fecha de nacimiento, DNI y demás datos. "Me explicaron que alguien le habría dado por error a alguna tecla y por ahí vendría el problema. Quizás fuera un error informático. Bueno, bien. Fuimos a Hacienda, a los juzgados... en todas partes figuraba como fallecida".La mujer recordó incluso como en Hacienda le llegaron a decir que podría ser sancionada por usurpación de identidad. Hoy, su calvario con las Administraciones, está a punto de acabar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios