Andalucía

El ADN no coincide con el de los acusados de la violación a una militar

Comentarios 2

Los restos de ADN hallados en las medias y el pijama de la soldado que denunció haber sufrido una violación grupal en diciembre en el cuartel aéreo de Bobadilla, en el término municipal de la localidad malagueña de Antequera, no coinciden con el de ninguno de los nueve soldados a los que se les tomaron muestras durante la investigación. Un informe del Instituto de Toxicología de Sevilla revela que los restos hallados en la ropa de la denunciante son de semen, pero no se corresponden con ninguna de las pruebas de ADN realizadas a esos soldados, según aseguró ayer uno de los abogados de la denunciante, Manuel Rincón.

El letrado señaló que solicitarán un contraanálisis y la toma de muestras a todos los soldados del cuartel. "Respetamos el resultado del informe, pero no lo compartimos", destacó Rincón, que sostiene que "esos restos de alguien tienen que ser".

Los abogados de la víctima piden tomar muestras a todo el cuartel de Antequera

La presunta violación grupal fue cometida en la madrugada del 10 al 11 de diciembre en el acuartelamiento y en ella habrían participado varios soldados que celebraban en un bar de Bobadilla la festividad de la patrona del Ejército del Aire. Según la denunciante, en ese local sufrió tocamientos por parte de algunos compañeros que la incomodaron. Tras ir al baño, notó un sabor extraño en su cerveza y comenzó a sentirse mal, por lo que se fue al cuartel acompañada de un soldado amigo que la ayudó a ponerse el pijama y acostarse en la cama. A la mañana siguiente, sin recordar nada, comentó con el amigo su malestar; él le sugirió la posibilidad de que la hubieran drogado y le instó a hacerse un test que dio positivo en barbitúricos.

La víctima denunció los hechos a la Policía Nacional, ante la que declaró varias veces conforme recordaba más detalles, y relató otros abusos ocurridos en septiembre. La soldado reconoció el pasado febrero ante el juez a dos de los soldados que supuestamente la agredieron y, aunque no con la misma certeza, a dos más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios