narcotráfico

Los temores de Sito Miñanco

  • Las escuchas de la Policía en Algeciras revelan los problemas del gallego

Sito Miñanco. Sito Miñanco.

Sito Miñanco. / e.s.

Comentarios 1

Las represalias que podrían sufrir sus colaboradores por parte de narcos colombianos pasaron a engrosar la lista de problemas de Sito Miñanco después de que la policía holandesa interviniera un cargamento de 616 kilos de cocaína: "¿Tú sabes que le pueden pegar un tiro al hermano de Quique y a la madre?". Esta pregunta se la hizo a su novia, Leonor Ivanova, dentro del coche Saab 93 pinchado en que la policía interceptó cientos de conversacionesentre antes de ser detenido el pasado 5 de febrero en Algeciras.

Tan solo un mes después de que el 1 de octubre la policía española interviniese el mayor alijo de cocaína en alta mar (3.800 kilos) que Miñanco importaba desde Colombia, el gallego sufrió otro golpe con la incautación de 616 kilos de esa droga en Holanda. La cocaína provenía también de Colombia y los narcos de ese país reclamaban a Miñanco pruebas de la operación policial, en la que su colaborador Luis Enrique García Arango había actuado como intermediario. El narco gallego habla con él del tema el 29 de noviembre. "No hay duda es que la mercancía la cogieron y era nuestra", le dice, y añade que "ahora hay que dar un poco de tiempo a que éste diga cómo va a dar todos los detalles". "Éste" es "Kit", Raymond Van Rij, el ciudadano holandés que debía recibir la carga en ese país y del que estaban a la espera de que mandase documentos probando la aprehensión de la droga. "Cuando las cosas salen bien, todo fenomenal, pero cuando no, esto se pone muy maluco porque todo el mundo empieza a pedir explicaciones", dice entonces Luis Enrique a Sito.

Quique o Alan, como se refiere a él Sito en sus conversaciones dentro del coche con terceras personas, tiene un hermano en Colombia y se teme lo peor. Pasados veinte días, el 19 de diciembre, las explicaciones de Holanda siguen sin llegar y la situación se pone más tensa. Así se lo traslada Alan a Sito a través de mensajes que su novia, Leonor, le lee en el coche. "Hay que poner un abogado cuanto antes, esto va a traer un gran problema", le dice Luis Enrique a Sito, que le responde, también por mensaje: "Voy a darle el nombre de un abogado, voy a hablar con éste que tiene un abogado allí en Holanda" y "tranquilo que tendremos todos los datos, los sellos, lo que se cogió, tendremos todo, solo se necesita un poco de tiempo".

La tranquilidad que intenta transmitirle por escrito se esfuma cuando, acto seguido, comenta el tema con Leonor. "¿Tú eres consciente de que después de cuarenta días y no haber dado ni un papel, eso no es lo normal?", le pregunta ella, y Sito le responde que se da perfecta cuenta. Es más, añade: "No sabes la dimensión, tú no sabes la dimensión, nadie sabe la dimensión, nadie. ¿Tú sabes que le pueden pegar un tiro al hermano de Quique y a la madre? ¿Tú sabes que los pueden matar?". Cuatro días después, el tema sigue sin aclararse. "El tío dice (...) que eso es una mentira y que ahí no cayó nada. Sinceramente, yo creo que sí, lo de Holanda cayó, de hecho, bueno, yo perdí mi parte. Y este hijo de puta ahora está apretando a Alan", explica Sito a otro de sus colaboradores, José Manuel Ferradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios