El segundo del varal de los Vadillo

  • Juan Carlos Vadillo, recién elegido pregonero de la Semana Santa de Algeciras, fue hermano mayor de Medinaceli y Mortaja

Juan Carlos Vadillo, el pregonero de 2018. Juan Carlos Vadillo, el pregonero de 2018.

Juan Carlos Vadillo, el pregonero de 2018. / Europa Sur

El sonido de su teléfono móvil perturba la tranquilidad de un profesor de primaria que prepara sus clases. En la pantalla aparece el nombre del presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Manuel Delgado Cerro. A la postre de la llamada, Juan Carlos Vadillo Roca (Algeciras, 1965) es el nuevo pregonero de la Semana Santa de Algeciras.

Delgado Cerro le propuso el cargo, Vadillo aceptó y el pasado lunes fue refrendado en pleno por la junta de hermanos mayores del municipio. Los que conocen a Juan Carlos destacan de él su compromiso con todo aquello que hace. No es hombre de medias tintas, ni de figurar, en su sentido peyorativo. Vadillo es un gestor de puertas cerradas, pero transparente.

Miembro fundador de la hermandad de la Sagrada Mortaja, ocupó el cargo de hermano mayor de esta durante dos años (2014-2016) tras la marcha de Javier Pino. Antes hizo lo propio en su homólogo en la hermandad de Medinaceli, de la que es devota su familia y a la que está ligado desde recién nacido.

La llegada del nuevo milenio no fue nada halagüeña para la cofradía del Medinaceli. No pasaba por su mejor momento. La retirada de Juan Palomo del frente provocó un vacío de poder en una hermandad que no convocaba un cabildo desde hacía entonces más de diez años. El presidente del Consejo Local a la sazón, Manuel Delgado Cerro, lo animó a dar el paso y la gestión de Vadillo al timón de la cofradía de San Isidro derivó en el cabildo del año 2004. Delgado Cerro concurrió a este y resultó elegido con 303 votos a favor.

Fue el primero en pronunciar el pregón del costalero que organiza cada año la hermandad de La Borriquita. En esta cofradía se inició como cargador a las órdenes del recordado Pepe Jurado. Bajo esta parihuela forjó su amistad con Paco Illescas o Ramón Carrasco, entre otros. Vadillo y sus hermanos nunca fueron motivo de preocupación para Jurado. No igualaban, que no es lo mismo que decir que se quedasen fuera de la cuadrilla. La pareja estatura de estos cinco vástagos les llevó a ocupar durante años la misma trabajadera. El tiempo acabó por dar al palo la denominación de: "El varal de los Vadillo".

Se puso a las órdenes de su hermano Francisco bajo las trabajaderas de la Virgen de Las Lágrimas. Exaltó al Carmen, San Bernardo y Corpus Christi.

Su hermano mayor es Cristóbal. Él ocupa el segundo puesto por delante de Francisco, David y Chema. El fijador de la familia, que se dice en el argot cofrade.

Da clases en el colegio Adalides a niños más pequeños que el suyo, Juan Carlos, de 13 años. Nuria, la mayor, de 19, estudia Traducción en Granada. Está casado con María José, también profesora de inglés como Juan Carlos y de la que dice es su mayor apoyo.

A los 15 años entró en la junta juvenil del Medinaceli y a los 22 en la de gobierno. Es hermano, además, de La Borriquita, Columna, Buena Muerte y Sagrada Mortaja.

Reconoce haberse sentido en una especie de segunda actividad en lo que a pregones se refiere. No esperaba la designación. Creía que no, pero es el pregonero de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios