dependencia

Un polvorín en la residencia de mayores de Algeciras

  • Tras años de reivindicaciones, los trabajadores empezarán el viernes una huelga indefinida

  • El delegado de Igualdad vendrá para intentar evitarlo

Una protesta en la puerta de la residencia de mayores de Algeciras. Una protesta en la puerta de la residencia de mayores de Algeciras.

Una protesta en la puerta de la residencia de mayores de Algeciras. / e.s.

Los titulares empezaron a aparecer hace diez años, pero se precipitaron hace dos: "Inspectores encuentran carencias en la residencia de ancianos", "Auxiliares de la residencia de San José Artesano protestan por la precariedad de medios", "Auxiliares de la residencia de San José Artesano mantienen que faltan cuatro", "Piden más auxiliares en el centro de mayores de San José Artesano", "CSIF teme por el futuro de la residencia de San José Artesano", "Trabajadores del centro de mayores de San José Artesano alertan de que está infrautilizado". Ahora, un año después de que los empleados comenzaran una serie de concentraciones en la puerta del centro y cuando está cumpliendo 40 desde que fue inaugurada, la residencia está a punto de estallar. A partir de este viernes está convocada una huelga indefinida "ante la pasividad demostrara por la Delegación de Igualdad y Bienestar Social de la provincia de Cádiz". El delegado, Manuel Herrera, visitará mañana Algeciras para reunirse con los trabajadores y sindicatos, que le harán una gira por el edificio para que compruebe en qué estado se encuentra. Y cómo eso repercute en el bienestar de los ancianos que residen en él.

El Centro de Mayores, sostienen su centenar largo de trabajadores, está abandonado desde hace años. Tiene capacidad para 164 residentes y, según las últimas cifras, no pasan de 78. Una planta entera está inhabilitada y otra funciona a medio gas. Hace ya un par de años que sólo entran ancianos en riesgo de exclusión social, lo que se traduce en que la lista de espera, según recuerda José Porras Naranjo, de FesSP-UGT, "es grandísima". En innumerables ocasiones los trabajadores han denunciado que el edificio está rondando el 50% de su capacidad.

En mayo del año pasado, la Junta de Andalucía reconoció que necesita mejores y se comprometió a realizarlas. Habló entonces la Consejería de que existía un crédito para llevar a cabo las obras en varios centros de 2,5 millones de euros de fondos europeos Feder. Faltaba aire acondicionado, la calefacción malfuncionaba y el agua caliente tardaba en salir hasta 40 minutos. Un año después la Junta afirmó que invertirá 1,2 millones de euros en remodelar la residencia. Nada de eso se ha solucionado aún.

Al deterioro constante del edificio, que los empleados quieren mostrarle al delegado de la Junta mañana, se une otro problema igualmente importante. En abril de este mismo año, la Junta se comprometió también a cubrir las plazas en la plantilla de limpieza del centro, la primera que denunció sobrecarga de trabajo por la falta de trabajadores, hace años. Los enfermeros han protestado también en infinidad de ocasiones por lo mismo. Según explican, la delegación no está sustituyendo todos los periodos vacacionales de los trabajadores, incapacidades temporales o permisos, con lo que los distintos colectivos de este centro están sobrecargados para poder cubrir los diferentes turnos. Siempre han defendido que faltan cuatro. La Junta ha admitido que se incumple lo estipulado en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), y asegura que le va a poner remedio, pero añade que no debe olvidarse que ha descendido el número de residentes.

Hace un año, la consejera, maría José Sánchez Rubio, explicó que el centro de San José Artesano tiene "particularidades" con respecto a otros en la comunidad. Afirmó que mientras otros se han ido adaptando para las "personas asistidas", aquellas que tienen un alto grado de de- pendencia, el de Algeciras no lo ha hecho. La residencia algecireña solo tiene 32 de sus 164 plazas de esta clase, y todas están cubiertas, según precisó. También explicó que la cobertura de plazas de emergencia social tiene que ver con las personas que sean derivadas a los centros, a través de los juzgados o de los servicios sociales competentes. En Algeciras no debe ocurrir esto.

El pasado jueves, la Junta exigió de nuevo al Gobierno que financie el 50% de la Dependencia que marca la ley para garantizar su sostenibilidad. Actualmente Madrid aporta el 18%. Sánchez Rubio recalcó que la Ley de la Dependencia contempla una financiación a partes iguales entre las comunidades y el Gobierno central, pese a lo cual la Junta cubre actualmente el 82% de este servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios