La pirámide campogibraltareña

  • Los platos típicos de cada municipio de la comarca aportan los alimentos más saludablesl dieta mediterránea Alimentación basada en hortalizas, cereales, leguminosas, frutas, aceite de oliva y pescado.

Cada casa tiene sus costumbres y cada municipio del Campo de Gibraltar recoge de la naturaleza los alimentos que tiene más cerca para que formen parte de su cultura y de sus hábitos y, cómo no, también de su dieta. Una dieta basada en cada uno de los platos de la comarca, tomados siempre con moderación, forman la perfecta pirámide alimenticia de la dieta mediterránea.

Los Barrios pone las verduras y proteínas con su típico refrito, para el que se necesita pan moreno, aceite de oliva, pimientos, ajos, espárragos, tomates, patatas y huevos. Se doran los ajos en una olla, luego los pimientos cortados se rehogan unos instantes con el tomate. Se añade agua y cuando rompa a hervir se le añade la parte más tierna de los espárragos. Se fríen las patatas en aceite de oliva y se añaden, junto a los huevos ligeramente batidos hasta que estén cuajados. Lo último en añadir será el pan, y se puede acompañar con un chorro de aceite de oliva crudo.

Castellar, por albergar dentro de su término municipal la finca de la Almoraina, uno de los más selectos cotos de caza mayor, puede añadir a la dieta estofados y potajes elaborados con carne de ciervo, jabalí, muflón, liebre, perdiz, tórtola o conejo.

En Algeciras, entre otros platos, pueden encontrarse los fideos con coquinas, para el que se necesita un sofrito de verduras. Se abren los bivalvos en un chorrito de vino blanco y aceite de oliva y se reservan. Es el momento de echar patatas en rodajas y los fideos entrefinos sobre el sofrito, que se cocinará bien cubierto de agua. Entonces, se echan las coquinas con la salsa y se deja hervir hasta que la paste esté cocinada.

El pescado azul complementa la dieta mediterránea campogibraltareña con las sardinas asadas al espeto típicas del restaurante La Marina.

En el municipio de San Roque son varias las opciones a elegir. Por un lado, añade las carnes blancas de las aves, con la receta del pollo a la sanroqueña; y por el otro, también resulta un plato delicioso la raya en amarillo, que sin duda harán la boca agua de todo el que ose probarlas.

Jimena añade el postre a la dieta, con el genuino piñonate, elaborado con harina, aceite de oliva, miel, aguardiente, almendras, piñones, ajonjolí, canela, clavo, matalauva y cáscara de naranja, una receta que sólo los experimentados chefs podrían atreverse a cocinar.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios