Del olvido a la revitalización

  • El Ayuntamiento aprueba una inversión de 42.000 euros para rehabilitar la calle Sáenz de Laguna

  • La zona centro entre la calle Convento y la ONCE mejora en imagen y seguridad

Las calles Sáenz de Laguna, Comandante Gómez Ortega y Coronel Ceballos son casi tan céntricas como las calles Sevilla o San Antonio. Se trata de la trastienda del centro. Es la trama urbana que abarca desde las ruinas medievales hasta la plaza Sur de Europa lindando con la calle Convento y el edificio de la ONCE -Baluarte-, como cualquier ciudadano lo conoce.

Entre viviendas antiguas, algunas casi en ruinas, solares abandonados y algún que otro símbolo de la arquitectura moderna y andaluza, con patio interior incluido, se conforma este otro centro que siempre ha estado a la sombra del corazón de la ciudad y que ahora pide paso, más que nunca.

En los últimos años las calles Sáenz de Laguna y Coronel Ceballos han ganado en tránsito

La presencia del edificio de la ONCE no ha bastado para que se forzara un mayor trasiego de gente ya que tiene vida diurna, pero la apuesta por el ocio que se ha acrecentado en apenas unos años en torno a la plaza Sur de Europa ha provocado que la calle Sáenz de Laguna tenga un tránsito más concurrido tanto al atardecer como de madrugada.

Este aumento de trasiego no ha pasado inadvertido y el Ayuntamiento de Algeciras ya ha preparado un proyecto, aprobado y adjudicado, para la pavimentación y renovación de infraestructuras de la calle Sáenz de Laguna, por un presupuesto que supera los 42.000 euros. El plazo de ejecución sería de dos meses. La administración presentará esta idea a la Diputación de Cádiz, en caso de que tome a bien incluir la obra en el Plan Invierte de mejora de calles, o sino será ejecutada a cargo del propio Consistorio.

Estos pequeños cambios no sólo revitalizan esta trastienda olvidada del centro, sino que animan a muchas más personas a invertir y crear negocios. La imagen de casas abandonadas y calles intransitables se está desechando. El Ayuntamiento de la mano del Plan Invierte ya renovó la pavimentación de la calle Comandante Gómez Ortega, vía paralela a la calle Convento.

Las obras contaron con un presupuesto de 121.000 euros permitiendo dar un cambio radical a esta zona como punto de partida a quizás una ampliación de esta zona del centro. La calle ha logrado un cambio de diseño y una mejor redistribución de los espacios, sin olvidar la renovación de la red de saneamiento, abastecimiento de agua, alumbrado público y mobiliario.

Estas pequeñas acciones se notan y la ciudad lo agradece. No es lo mismo transitar por una calle con poca luz y llena de baches con una acera imposible de usar que caminar por una vía sin barreras arquitectónicas y bolardos de seguridad.

En Coronel Ceballos se animan cada vez más empresarios a invertir, al igual que ocurre en el primer tramo adecentado de Sáenz de Laguna. Las calles empiezan a ser más usadas por los peatones y tomadas como paso para otros sitios. Eso va dejando un poso de seguridad que favorece su revitalización.

Aún queda mucho por hacer ya que son decenas los locales vacíos y con carteles de "Se alquila" o "Se vende", pero estos primeros pasos están encaminados a su revitalización. En las últimas décadas estas calles eran una trastienda del centro, con una imagen cada vez más erosionadas y de viviendas llenas de ocupas.

No es baladí que la peatonalización progresiva de la calle Convento también ha favorecido que Sáenz de Laguna se abra paso con más fuerza que nunca a ser una extensión del centro para conectar con la plaza Sur de Europa. La calle céntrica se corta de 12:00 a 1:00 desde el cruce de Coronel Ceballos.

Queda un último esfuerzo, el de culminar los tramos de Sáenz de Laguna y Baluarte, para que la renovación sea un todo, incluyendo el cableado eléctrico que cuelga aún por ciertos puntos de estas calles. Aún sigue habiendo casas en ruinas y deshabitadas, pero la imagen externa se ha mejorado y eso aporta seguridad.

Uno de los atractivos también de esta trama urbana está en las ruinas medievales que discurren en paralelo a la calle Alférez Villalta Medina. En un solar de la calle con Comandante Gómez Ortega -antes conocida como calle Munición- se exhumó en 2002 un horno alfarero del siglo XII. Muy cerca también estaba el Cuartel de Escopeteros en el sitio denominado "Campo Chico". Todo un centro histórico que quiere revivir del olvido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios