El lanzamiento de la bengala podría deberse a un ajuste de cuentas

  • La Policía Local afirma que el material, destinado a la seguridad marítima, fue lanzado desde la vía pública y añade que no fue fortuito · El propietario de la vivienda tiene antecedentes policiales

El incendio originado por el lanzamiento de una bengala en la tarde del lunes en una vivienda de la barriada de San José Artesano podría tener como telón de fondo un posible ajuste de cuentas. Esta es una de las hipótesis que maneja la Policía Local, que se encarga de la investigación de este curioso suceso desde que los bomberos del parque de Algeciras abandonaran el lugar de los hechos, cerca de las ocho y media de la tarde.

La bengala que entró por la ventana de un octavo piso del número dos de la calle Oporto resultó ser una bengala de las que se usan en las embarcaciones marítimas como material de emergencia, y no de un artefacto pirotécnico.

Este tipo de bengala forma parte de los equipos de seguridad obligatorios que han de llevar todos los barcos que se adentran más de cuatro millas en alta mar. Esta es una de las razones que hacen pensar a la Policía Local que no se trata de un hecho fortuito, sino intencionado, pues también hallaron una pistola de las que se usan para lanzar las bengalas.

La Policía asegura que este dispositivo de seguridad fue lanzado desde la vía pública, y si a ello se une que la vivienda a la que se dirigió es propiedad de un hombre que actualmente está internado en la prisión de Botafuegos y tiene ya antecedentes policiales y judiciales, todo hace apuntar a que este acto se pudo deber a un posible ajuste de cuentas, o venganza por algún trato relacionado con el narcotráfico.

Como ya se informó ayer, la vivienda estaba vacía en el momento en que la bengala rompió el cristal del piso y provocó un pequeño incendio que afectó a parte del cableado y a un televisor. Aunque entonces no se encontraba nadie dentro del mismo la Policía Local comprobó que allí vive habitualmente la mujer del hombre que está interno en Botafuegos, pero que, por suerte, no se encontraba en el piso cuando la bengala entró en la vivienda. El piso que quedó afectado está ubicado frente a la residencia de ancianos de la Junta de Andalucía, y la altura del mismo, un octavo piso, complica aún más la tarea del lanzamiento de la bengala. Este tipo de material puede adquirirse en cualquiera de los establecimientos de la ciudad o fuera de ella que abastece suministros a barcos.

Una de estas tiendas informó ayer que, habitualmente, quienes compran estas bengalas, lo hacen junto con el resto de objetos que exige la ley para garantizar la seguridad en el mar. Por tanto, es probable que los que lanzaron la bengala puedan tener algún barco. No obstante, la adquisición de bengalas en comercios de este tipo no requiere documentación alguna previa, por lo que cualquier persona puede hacerse con algunas sin ningún problemas.

Por ejemplo, un paquete de tres bengalas como las que el lunes incendiaron el piso de San José Artesano puede comprarse por tan sólo 22 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios