El hombre del acordeón

Cualquier medio es bueno, siempre que sea honrado, para ganarse la vida. Y tocar música en bares y cafeterías y pasar luego el plato lo ha sido de siempre. Es cierto que la guitarra o la flauta, por ejemplo, son dos instrumentos muy utilizados en esta actividad, pero también el acordeón, que requiere una especial destreza. Una imagen típica que no desaparece de nuestras ciudades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios