Algeciras

Seis detenidos por la agresión grupal a nueve guardias civiles en Algeciras

  • Unas cuarenta personas golpearon con objetos contundentes en un aparcamiento a los agentes, de paisano y fuera de servicio.

  • Uno de los guardias se vio obligado a realizar tres disparos al aire.

El aparcamiento donde ocurrió la agresión. El aparcamiento donde ocurrió la agresión.

El aparcamiento donde ocurrió la agresión.

Comentarios 29

Ya hay, al menos, seis detenidos por la agresión sufrida por nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, de paisano y fuera de servicio, que fueron atacados en la tarde del sábado por un grupo de personas que celebraban una comunión en Algeciras y que abordaron a los agentes cuando salían de almorzar. La Policía ha identificado a otros supuestos implicados, por lo que se esperan más detenciones.

El Cuerpo Nacional de Policía mantiene abierta una investigación para identificar al casi medio centenar de personas que se abalanzó sobre los agentes con gran violencia y les agredió con toda clase de objetos contundentes. Parte de los agresores se encontraban celebrando el convite de una comunión a las puertas de un restaurante de la zona, según fuentes policiales.

Fuentes del Gobierno descartaron vínculos directos entre la agresión y el narcotráfico, dado que una de las hipótesis que manejan las autoridades se basa en que la riña se originó de forma fortuita y sin premeditación.

La trifulca se produjo sobre las 18:00 del sábado muy cerca de la explanada de aparcamientos junto a la carretera de El Rinconcillo, cuando los nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil -dos sargentos y siete guardias- salían de comer de un restaurante en el que se habían reunido aprovechando el día libre.

Camino del aparcamiento se encontraron con la celebración de una comunión que ocupaba la calle en un restaurante propiedad de la abuela del pequeño que celebraba el sacramento. El grupo pidió pasar, encontrando entonces la oposición de al menos tres personas que estaban junto a un coche que se había estacionado bloqueando el paso de la calle. Se originó entonces una discusión y, según fuentes policiales, una de estas personas propinó un empujón a uno de los guardias civiles.

Los agentes se identificaron entonces como integrantes de las fuerzas de seguridad, momento en el que aparecieron desde la celebración y sus inmediaciones unas cuarenta personas más que se enfrentaron a los guardias civiles con botellas rotas, piedras, maceteros, adoquines, bates de béisbol e incluso con la barra antirrobo de un coche. Los guardias civiles recibieron puñetazos, patadas y golpes a pesar de que se habían identificado. Parte de los asistentes a la comunión también pidió que cesara la trifulca.

Tres disparos de un agente al aire

Ante el cariz que estaba tomando la situación, uno de los agentes hizo uso de su arma reglamentaria y efectuó tres disparos disuasorios al aire, lo que sirvió para que los agresores se disolvieran y los guardias civiles pudieran replegarse.

Hasta el lugar acudieron miembros de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación con la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Los policías han identificado ya a buena parte del grupo de supuestos agresores, por lo que no se descartan más detenciones. A la persona ya arrestada se le atribuyen delitos de atentado a agente de la autoridad, desórdenes públicos y participación en riña tumultuaria.

Ocho de los nueve guardias agredidos tuvieron que recibir asistencia sanitaria en una clínica de la ciudad a la que se desplazaron por sus propios medios, principalmente aquejados por los golpes y contusiones. Todos recibieron el alta médica y a continuación comparecieron ante la Policía Nacional para prestar manifestación de lo que había sucedido y entregar los partes de lesiones que habían expedido los sanitarios para formar el expediente.

Uno de los supuestos agresores, por su parte, tuvo que ser trasladado hasta el hospital Punta de Europa de Algeciras. Según la versión policial, sufrió una crisis de ansiedad al ver la riña.

Los agentes que sufrieron la agresión forman parte del grupo especial de operaciones destinado por el Ministerio del Interior para combatir la escalada del narcotráfico en la comarca y que llegaron a principios de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios