Una guardia civil se casa con otro agente, preso en una cárcel de Barcelona

  • La mujer, que viajó hasta la prisión de Quatre Camins, está destinada en la ciudad

El ex juez Luis Pascual Estevill y Antoni Guirado, uno de los cabecillas del secuestro de la farmacéutica de Olot (Girona) María Àngels Feliu, fueron ayer los testigos de la boda de un sargento de la Guardia Civil que, como ellos, permanece recluido en la cárcel de Quatre Camins de La Roca del Vallès (Barcelona). El agente, que era jefe de la sección de seguridad del aeropuerto de El Prat, fue condenado en 2004 a diez años de cárcel por traficar con cocaína y se ha casado en segundas nupcias con otra guardia civil destinada en la Comandancia de Algeciras.

El sargento Luis P. y su ya esposa se casaron en una ceremonia religiosa celebrada en Quatre Camins. Tras la boda, el centro penitenciario obsequió a los contrayentes con un 'vis a vis' de cinco horas y dos botellas de cava. La ceremonia no habría tenido nada de especial si no fuera la particular elección de los testigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios