Un viaje al pasado en el saladillo

Un Triple-E del siglo XVII

  • Algeciras recibe entre portacontenedores a una réplica exacta de los galeones que cubrieron el comercio con las Indias y Filipinas durante casi 300 años l Puede visitarse hasta el día 29

Estamos en 1670. España es el país más rico de Europa. Necesita esas riquezas para sufragar sobre todo las guerras contra los protestantes del centro y norte de Europa. Las trae de las Indias, desde los virreinatos españoles en América a la Corona de Castilla, a través del mar. Plata, oro, especias, cacaco. Todo viaja en uno de estos gigantes del mar. Estamos en un galeón español, el rey de los océanos, con la capacidad de carga de la nao y la velocidad y maniobrabilidad de la carabela. Ahí vemos a un marinero izando la bandera de la Corona de Castilla y otro con la cruz de Borgoña, mientras en la cubierta un tercero habla por un smartphone. Un momento, ya no estamos en 1670, pero el visitante sólo lo puede adivinarlo por el del teléfono mientras observa como emerge de una de las bodegas otro marinero con un ordenador portátil.

Estamos en un galeón español, pero es octubre de 2017. Estamos rodeados de portacontenedores, los galeones de ahora. Se trata del Andalucía, una réplica de los barcos que ejercieron el monopolio del comercio con las Indias durante dos siglos que hoy abre sus puertas en la dársena del Saladillo, en Algeciras, donde podrá visitarse desde las 10:00 hasta las 20:00 hasta el domingo 29.

Los galeones como el que se perfila imponente entre barcos de recreo en el Saladillo, salían de la ciudad de Veracruz, en el golfo de México, y llegaban a Sevilla por el Guadalquivir. Después de 1717, a Cádiz. Cubrieron también la ruta con Filipinas. Revolucionaron el comercio marítimo y eran codiciados por piratas y países enemigos, que sabían que hacerse con una de estas cajas fuertes flotantes te podían arreglar muchos problemas.

De América acaba de llegar el imponente galeón en que nos encontramos. Pesa 500 toneladas, tiene 55 metros de eslora y 10 de manga, arbola cuatro palos y casi mil metros cuadrados de superficie con sus seis velas. Nada es decorativo en el Andalucía, que a ratos navega como si efectivamente estuviera en el siglo XVII. Es todo un museo en el que el visitante puede llegar a comprender cómo vivían aquellos hombres para alimentar las necesidades económicas de las coronas de Castilla y Aragón.

El Andalucía fue construido en 2009 en Punta Umbría gracias a un diseño de Ignacio Fernández Vial para la Fundación Nao Victoria. El ingeniero necesitó, durante años, de un trabajo enorme de investigación arqueológica para comprender como eran los galeones e intentar reproducirlos. Desde su construcción, entre los años 2010 y 2017 ha navegado más de 55.000 millas náuticas por los grandes océanos y mares del planeta haciendo escala en puertos de los cuatro continentes. En el año 2010 viajó desde Sevilla a la Expo Shanghái de China. Después, tras su paso por España para celebrar el Bicentenario de la Constitución Española (La Pepa 2012), cruzó el Atlántico para tomar parte en diversos eventos histórico culturales. Desde entonces ha visitado todos los estados de la costa Este de EEUU, el golfo de México, Canadá, los Grandes Lagos Norteamericanos, Santo Domingo y Puerto Rico, sumando más de 70 ciudades como New York, Washington D.C., Philadelphia, Boston, Chicago, Miami, San Juan de Puerto Rico, Toronto o Quebec. Ahora llega a Algeciras tras haber ha cruzado el Atlántico y después de cuatro años seguidos de giras en diversos países americanos, de donde trae cientos de recuerdos.

La tripulación de 20 hombres y mujeres, capitaneada por Manuel Murube, recorrió las 3.300 millas del cruce del océano el pasado mes de septiembre y llegó a España por el puerto de Vigo. Ahora se encuentra en Algeciras. Al verlo entre portacontenedores que pueden proceder de cualquier puerto del mundo, uno tiene la sensación de que alguien ha abierto una puerta en el tiempo directamente desde el siglo XVII. Durante diez días seguirá abierta por si la quiere atravesar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios