Una educación de Finlandia en Algeciras

  • Los IES García Lorca y Torre Almirante, referentes educativos en Andalucía Su modelo de aprendizaje volcado en la motivación y enseñanza práctica del alumnado marca la diferencia

No son una excepción, aunque sí sean excepcionales. Existen centros educativos en Algeciras que lo demuestran. El sistema educativa de Finlandia es mirado con lupa y recelo por todos los países del mundo, especialmente de Europa. Considerado como el mejor entre los evaluados en el informe PISA de enseñanza en los últimos años, era indudable que no podían obviar su metodología.

El catedrático de la Universidad de Granada y especialista en educación y enseñanza de idiomas, Fernando Trujillo, acuñó hace varios años el término "Centro Finlandia" para referirse a aquellos colegios e institutos andaluces en los que se percibe ese cambio metodológico. Nuevos proyectos y fórmulas educativas que traspasan las aulas y revierten de forma positiva en las evaluaciones. En Algeciras reconoce como Centros Finlandia a los institutos Torre Almirante, en San José Artesano, y García Lorca, en El Saladillo.

En el Congreso Provincial Nuevos Modelos Educativos, Nuevos Centros, organizado por los Centros del Profesorado de la Provincia de Cádiz en noviembre, Trujillo fijó los cuatro pilares claramente reconocibles sobre los que asientan su éxito los centros Finlandia. En primer lugar destacan por un claro liderazgo pedagógico, que implica al equipo directivo pero no se limita a este; le sigue una eficaz gestión de los talentos, fundamentalmente del claustro pero que alcanza a toda la comunidad educativa; continúa con el propósito de supeditar todas las decisiones del centro al servicio del alumnado a través de la construcción de un proyecto educativo que promueva sus competencias de manera amplia, profunda, prolongada y duradera; y concluye haciendo alusión a una voluntad explícita de causar un impacto en la comunidad circundante, e incluso en algunos casos en la comunidad expandida a través de la red.

El IES García Lorca es uno de los mejores ejemplos del cambio. De haber sido epicentro en ocasiones de noticias negativas a abanderar una actitud de ascenso como modelo a seguir. Su director reconoce que la evidencia que demuestra que los nuevos proyectos dan resultado es a nivel académico: el 80% de alumnado tiene un aprobado en la materia lingüística. Es un aprendizaje significativo, en concreto el concepto es "un aprendizaje memorable". La nueva directiva no siente precursora de nada, más bien reconoce que el mérito se debe a las buenas prácticas docentes de otros, técnicas que se llevan realizando desde la década de los 80. "La cuestión es que el IES García Lorca ha unido varias prácticas en un momento y se ha visto el cambio significativo. El único mérito que tenemos es aglutinar varios proyectos".

Entre las actividades, como ejemplo, destaca que a lo largo del año acuden al instituto diferentes autores de novelas y el alumnado previamente lee sus textos para luego poder preguntar; por otro lado los estudiantes de primero y segundo de ESO realiza exposiciones orales, mientras que tercero y cuarto desarrolla debates. "La mayoría de las personas hemos hecho una exposición en el último año de la carrera pero nuestros alumnos lo hacen con 11 y 12 años". Eso supone, según su director, adquirir un dominio en el vocabulario y la expresión muy relevantes.

Llevan tres años con el proyecto lingüístico y se ha ampliado con el proyecto matemático y científico. El alumnado adquiere un nivel en las competencias a través de esta metodología de trabajo y eso facilita adquirir otras competencias de nivel superior. En el caso de lo docentes provoca una ampliación de los recursos metodológicos, suponiendo una adaptación de los contenidos a los recursos existentes.

En el caso del IES Torre Almirante hace muchos años el centro apostó por incorporar a su proceso de enseñanza-aprendizaje toda aquella metodología e ideas innovadoras que supusieran una mejora y enriquecimiento en la formación del alumnado. En el año 2002 aceptaron el ofrecimiento de la Consejería de Educación de pertenecer a una de sus Redes de Centros de Calidad (IESCA), concretamente a la segunda Red de Andalucía y están certificados como centro de calidad.

Actualmente el Torre Almirante está inmerso en un proceso de transformación de su sistema de enseñanza-aprendizaje en el aula. Desde el curso pasado el profesorado elabora sus programaciones contextualizándolos a la realidad del centro y alumnado. Se lleva a cabo una enseñanza personalizada. El centro de las programaciones son los mapas curriculares elaborados para cada asignatura-módulo.

La directora subraya que en el centro el papel del profesorado ha cambiado. Las clases ya no consisten en su explicación magistral durante sesenta minutos, ahora es el alumnado el que debe trabajar en clase, debe entender la información y procesarla, desarrollarla y ponerla en práctica. Para ello se propicia su participación. Para facilitar esta dinámica de clase incluso se ha modificado la organización de algunas aulas.

La evaluación es continua y el examen tradicional deja de tener el alto porcentaje de calificación que hasta ahora venía teniendo y pasa a ser un instrumento más de evaluación. Ahora los términos "rúbrica" y "portfolio" son frecuentes en el vocabulario.

El profesorado desarrolla el procedimiento para la autoevaluación y coevaluación del alumnado y de su propia práctica docente. Con estos cambios ya iniciados comienzan su andadura en el nuevo proyecto de Comunidades de Aprendizaje. La directora destaca la excelente implicación del profesorado y alumnado en todos los proyectos que ponen en marcha, incluso en los que ahora están implantando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios