El 30 por ciento de las reclusas que están en Botafuegos son extranjeras

  • Las mujeres representan en torno al 10 por ciento de la población de la prisión

Comentarios 4

El 30 por ciento de las mujeres que cumplen condena en la prisión de Botafuegos son extranjeras. En total son 48 las mujeres de otras nacionalidades que están en la cárcel, y la mayoría de ellas lo hace por tráfico de drogas. Francisco Márquez Zalaberri, director de la prisión, señaló que Botafuegos tiene recluidas a 165 internas, 48 de ellas extranjeras, que forman parte de una población total de 1.667 reclusos. Marruecos, con 24, es el país que más mujeres aporta, seguido de Francia, Nigeria, Croacia o Colombia.

El tráfico de drogas es el delito más común entre las penadas, tanto si son extranjeras como nacionales. "En el caso de las primeras porque estamos en una zona que es puerta de entrada a Europa; y las que son de por aquí es gente acostumbrada al conocido como trapicheo", añadió el director de la prisión.

La pena más habitual ronda entre los tres y cuatro años y muchas de ellas -que están en la treintena- son reincidentes. Sólo tres de estas mujeres, pertenecientes a la banda terrorista ETA, están en primer grado, otras 111 en segundo y el resto disfruta ya del tercer grado, aunque con diferentes situaciones. Por ejemplo, dos están vigiladas por control telemático -gracias a las conocidas pulseras- lo cual les obliga a permanecer en sus casas entre las 22.00 y las 08.00 horas. Si en este período de tiempo se moviesen de su domicilio, la pulsera lo detectaría. Circunstancias como ésta facilitan que la mujer pueda, en la parte final de su condena, incorporarse a la vida laboral o, como sucede en otros casos, participar en un programa de inserción de empleo. Las internas se distribuyen en dos módulos, el I y II, y desde hace algún tiempo también participan en el módulo mixto de rehabilitación terapéutica, el módulo número siete, al que acuden, junto a otros presos, a iniciar su deshabituación de las drogas.

Francisco Mena, presidente de Alternativas y de Márgenes y Vínculos, reivindicó un módulo de madres , sólo disponible en Sevilla y Granada, "para que las reclusas puedan estar con sus hijos menores de tres años", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios