Los chumbos no pasan de moda

  • La época de esta fruta, que empieza en agosto, es aprovechada por personas para buscarse la vidal económicos Una bolsa de higos chumbos totalmente limpios y pelados puede costar entre tres y cuatro euros, dependiendo del peso.

Los higos chumbos no pasan de moda. Como cada final de verano, los vendedores ambulantes recorren La Línea para vender los chumbos que ellos mismos recogen.

Francisco Rodríguez tiene 68 años y que vende chumbos en el mercado de abastos de La Concepción desde hace dos años por necesidades económicas. Comenta que este año las ventas están siendo menores. "La gente antes compraba más. Hay días en los que llego a casa con el dinero suficiente para comer potaje, pero hay otros en los que la cosa no sale tan bien y tenemos que ajustarnos a lo que tenemos. Además, el día que las ventas van peor tengo que tirar toda la mercancía que no logro vender y eso me disgusta mucho", apunta.

No obstante, el vendedor quiere dejar claro que cuenta con una clientela fija que le compra casi a diario y que no suele fallarle. Por eso está contento de tener un pequeño puesto en el mercado.

"Tengo a mis clientes fijos que vienen todos los días que pueden a llevarse chumbos y eso me agrada, aunque por otra parte tener un puesto en la plaza supone pagar una cuota al Ayuntamiento cada mes. Sinceramente, la venta de chumbos no es que proporcione muchos beneficios, así que esto de ser legal tiene sus inconvenientes y por supuesto y lo más importante, sus beneficios", dice.

Por otro lado, Francisco Rodríguez explica que los chumbos que vende a los clientes están totalmente listos para comer, lo que evita a los compradores el tener que limpiarlos y pelarlos, una tarea que no es nada sencilla. "Yo mismo los limpio delante del cliente. Así puede ver que lo que está comprando es de buena calidad. Si le gusta lo que ve, seguro que termina viniendo a por más", apunta.

El comerciante asegura que prefiere mantener su pequeño puesto en el mercado a vender por la calle, ya que los ambulantes sin licencia suelen ser retirados de la zona junto a la mercancía. "Me siento más seguro sabiendo que estoy vendiendo de una forma legal. Yo pago mi cuota cada mes y por eso tengo derecho a estar aquí en el mercado. Tengo amigos que sin embargo prefieren vender en la calle, pero sinceramente no creo que a la larga sea una opción muy rentable", manifiesta.

Finalmente, Rodríguez reitera que aunque "el higo chumbo nunca pasa de moda", la crisis ha hecho que las ventas bajen como en todos los negocios y por eso su economía también se resiente y le cuesta más llegar a final de mes.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios