La casa de la caza

  • La delegación provincial de la Federación Andaluza dispone de nueva sede, que tiene aula de formación y cuyas puertas están abiertas a la colaboración con otras entidades

Comentarios 2

Desde que se fundara, en 1986, la Federación Andaluza de Caza, su sede en la provincia de Cádiz ha estado radicada en Algeciras. El germen de la organización brotó con fuerza en la ciudad y en ella se ha asentado. El actual presidente de la Federación Española, Antonio Gutiérrez Lara, es algecireño y tanto el actual delegado provincial de la federación autonómica, Alfonso J. Medina, como su predecesor en el cargo también son de Algeciras. En definitiva, la historia de la caza federada en la provincia de Cádiz ha estado íntimamente ligada a Algeciras y al Campo de Gibraltar. No en vano, de los 11.500 afiliados en el territorio provincial, casi 4.000 son de la comarca.

Existía, no obstante, una asignatura pendiente. Desde aquel 1986 la sede de la delegación provincial de la Federación Andaluza de Caza se encontraba en un local cedido situado entre el Palacio de Justicia y la Politécnica. Era un inmueble que no respondía ni a las necesidades ni a los deseos de la entidad. Esta asignatura se ha aprobado. Desde el pasado junio la caza tiene nueva casa. Ahora se halla en un moderno espacio de 125 metros cuadrados en la avenida Virgen de la Palma, a espaldas del mesón Jairo.

El nuevo local adquirido cuadruplica y más el espacio del anterior y tiene el carácter moderno que entronca con el aire fresco del que pretenden dotar a la delegación provincial sus responsables. La gran novedad es la disponibilidad de un aula de formación de unos 50 metros cuadrados, en la que se pretenden impartir dos o tres cursos al año de licencias de caza y guarda de coto. Además se pueden encontrar las zonas de despachos, archivo y atención al público, que se presta de lunes a viernes de siete de la tarde a nueve de la noche.

"Hay que tener en consideración que esos 11.500 afiliados vienen a Algeciras a realizar todos sus trámites anuales para poder cazar, además de los otros muchos servicios que ofrecemos. Teníamos que atenderlos en un lugar digno", destaca Alfonso Medina. "Trabajamos casi como una gestoría para el cazador. Llega y le cursamos todos los seguros, le tramitamos el permiso de armas, lo asesoramos, etcétera. Hay gente nueva que se está incorporando y está un poco perdida", añade, feliz de que la apertura de la nueva sede haya disfrutado de una acogida "muy buena".

En la existencia del aula de formación pone especial énfasis Medina. Es una orientación muy definida que desea imprimir a la delegación. "Queremos darle fuerza a ese tema", ahonda. Además de para instruir sobre los cursos mencionados, el espacio también servirá para la formación del personal propio en cuestiones relacionadas con normativas o prevención de riesgos laborales. "En realidad las sociedades de caza son empresas y tienen que cumplir como tal. Asesoramos a nuestros afiliados en ese tipo de detalles", explica el delegado provincial.

Ese aula, la propia sede, estará a disposición de las sociedades de cazadores que carezcan de un sitio en el que reunirse. Y también se ofrece la mano a otro tipo de entidades. Uno de los propósitos del delegado provincial es tender puentes con otro tipo de organizaciones. "Lanzo la idea de que la federación de caza está abierta a diversas entidades, por ejemplo ecologistas. Muchas veces nos enfrentan y no tengo nada contra estas organizaciones. Los cazadores no quieren que su afición se acabe. Miran por ella y la cuidan también. Parece que estamos encontrados y no. Podemos colaborar en proyectos comunes, impulsar iniciativas coordinadas, también con el Seprona quizá. El objetivo es el mismo: gestionar el medio y que todos lo disfrutemos", subraya.

"La caza no vende y tiene mala prensa y hacemos miles de cosas para que esto no tenga por qué pasar. En la mayoría de los pueblos la respuesta que nos da la administración es fabulosa. En las ciudades, en las que la relación con el campo no es tan directa, cuesta más. Con la Consejería de Medio Ambiente a día de hoy las relaciones son bastante buenas", expone Medina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios